Aprobado el PGOU que marca el futuro del urbanismo en Valladolid

PSOE, Toma la Palabra y Sí se Puede sacan adelante el Plan General con el voto en contra de toda la oposición

FuenteIsaac Barrientos
Saravia durante su intervención, junto a Puente y Redondo (Foto: Luis Martín Cuesta)

Hasta el final de la legislatura se mantiene la división por bloques en el Ayuntamiento de Valladolid entre el equipo de Gobierno (PSOE y Toma la Palabra) y el grupo que apoyó la investidura y las principales medidas, Sí se Puede; frente a la oposición de PP y Ciudadanos, a la que habitualmente se suma el concejal no adscrito.

No ha sido una excepción la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que este lunes se ha debatido en un pleno extraordinario que ha concluido con el voto favorable de los quince concejales de las tres formaciones citadas inicialmente y el rechazo de los otros catorce ediles. Un debate que ha llegado seis días antes de las elecciones municipaales del domingo 26, después de un largo proceso de debate y participación ciudadana, con 263 alegaciones presentadas y con más de 600 cuestiones planteadas, tal y como ha explicado el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia.

Saravia ha afeado a la oposición su dureza en las críticas, «porque hablé tanto con Ciudadanos como con el PP en su despacho para analizar los criterios con los que se iba a elaborar el Plan, incorporamos muchos de los que proponían y luego votaron en contra». Sobre la fecha de celebración del pleno, el concejal de Urbanismo ha incidido en que «el PGOU se aprueba porque es lo que hay que hacer después de mucho trabajo».

El portavoz del PP, José Antonio Martínez Bermejo, ha argumentado que «este pleno es la prueba de que dan por perdidas las elecciones del domingo, si de verdad creyeran que iban a ganar y a seguir gobernando no usarían este filibusterismo político». Bermejo ha retomado la reivindicación del soterramiento y la comparación con Murcia, además de criticar que «presentan para la aprobación un documento incompleto al que faltan informes, como el económico final».

«Mientras el Valladolid de fútbol ha logrado mantenerse en Primera División, el Gobierno de la ciudad con ustedes se va a Tercera», ha añadido Martínez Bermeja.

También ha sido contundente en su visión negativa del PGOU la portavoz de Ciudadanos, Pilar Vicente, que ha resaltado que «han tenido cuatro años para aprobar el PGOU y lo hacen en la semana de las elecciones, siempre ha sido muy malo con los plazos», ha reprochado a Saravia, al que ha dicho que «si quería aprobar un Plan General participativo podría haber aceptado nuestra propuesta de un debate público, pero creo que quería una oposición en silencio».

«Este plan tiene muchas lagunas que no se han resuelto, este es el plan de Saravia, no el de los vecinos, porque hacer reuniones y no tener en cuenta las opiniones que se plantean no es dar participación, hemos perdido una gran oportunidad; además los vecinos quieren el soterramiento y no lo refleja este Plan», ha añadido Vicente.

Saravia ha respondido a la insistencia con las cuestiones ferroviarias que «el traslado de los talleres se ha producido, el retraso venía de muy atrás; lo que estamos planteando es una propuesta real, responsable, para una integración ferroviaria, pero ahora insisten con el soterramiento porque creen que les puede dar votos».

El portavoz socialista, Pedro Herrero, ha comenzado su intervención criticando al PP por haber amenazado primero en llevar el pleno del PGOU a la junta electoral y después por afear el escrito presentado por Pilar del Olmo para solicitar que no se aprobara el Plan General antes de las elecciones. Herrero ha mirado por el retrovisor para reprochar al PP sus políticas urbanísticas en el Gobierno municipal, con figuras como la del asesor para la operación ferroviaria, Carlos Baró».

Herrero ha respondido a Bermejo por la insistencia con el soterramiento, «porque el 75 por ciento de la operación de integración ferroviaria la han firmado administraciones gobernadas por el Partido Popular, cosa que no va a pasar con este Plan porque tanto aquí como en la Junta no van a poder decidir».

La portavoz de Sí se Puede, Charo Chávez, ha defendido que «sí ha habido participación en la elaboración del Plan General, y ha cargado contra el anterior y actualmente vigente, «que no ha valido para modernizar los barrios, ni para ayudar a que fuera más barato alquilar que complar, o para frenar los desahucios; ahora este Plan se ajusta a la idea de que en la ciudad las personas son lo primero».

El concejal no adscrito, Jesús Presencio, ha justificado su voto en contra, «porque han pesado más los puntos débiles del Plan que los positivos, y por eso voy a votar en contra, aunque haya cosas que sí me parezcan bien».

Saravia ha puesto el broche al debate con una reflexión sobre una hipótesis de la puesta en marcha de algunos de los cambios que refleja este Plan General. «Estamos en Fuente el Sol, desde donde hay una vista fantástica de la ciudad, los anillos verdes aún están en construcción para mejorar la movilidad ciclista, bajamos a La Victoria y vemos la calle Canal donde la CHD en colaboración con el Ayuntamiento se está potenciando un nuevo espacio verde; un carril bici en la carretera de Santovenia, un recorrido peatonal acompaña a la ronda VA-20 haciendola más amable, en el barrio España el sector Rioja está en construcción, el paso de Andrómeda está concluido, hay un nuevo aparcamiento disuasorio en el acceso de Renedo, el 29 de Octubre ha concluido su rehabilitación, los paseos paralelos a las vías están arbolados con muestras de arte al aire libre, hay otro aparcamiento disuasorio junto al estadio, donde se han mejorado los accesos…».

FOTOS: LUIS MARTÍN CUESTA

Saravia durante su intervención, junto a Puente y Redondo.

No hay comentarios