Así es el nuevo paso inferior bajo las vías en Pilarica

A falta de que terminen las obras de pavimentación y jardinería, peatones y ciclistas ya pueden atravesar la vía por el nuevo paso de la plaza Rafael Cano

FuenteIsaac Barrientos
loading...

El nuevo paso inferior bajo las vías del tren en el barrio de Pilarica se ha convertido en emblema del nuevo proyecto de integración ferroviaria. Con el soterramiento y el Plan Rogers enterrados por Adif en 2017, la Sociedad Valladolid Alta Velocidad aprobó un conjunto de actuaciones para que túneles y pasos inferiores aliviaran el corte en la ciudad que supone la vía del tren.

Lejos está aún la culminación de este proyecto, pero el paso inferior que conecta la plaza de Rafael Cano con las calles Salud y Puente de la Reina, todo ello dentro del barrio de Pilarica, muestra desde este martes la intención de transformar el concepto de túnel angosto por la luminosidad y la comodidad de un espacio que, como no se le escapa a nadie, transcurre bajo vías de Alta Velocidad.

La plaza de Rafael Cano ha ganado espacio, se ha rebajado para convertirse en una inmensa rampa que desemboca al otro lado de la vía. Dos escalinatas flanquean el desnivel de la vía de este lado, hasta donde se llega por una gran rampa en la parte frontal, por la que podrán pasar los vehículos de emergencia si fuera necesario.

La parte central del paso a nivel tiene 20 metros de ancho y aún queda por definir la separación del carril bici y el paso peatonal en este espacio, que al cruzar se encuentra con una escalera de poco más de veinte peldaños en un lado y una prolongada y suave rampa en el otro, para salvar un desnivel que al cruzar a la calle Salud resulta más brusco por la continuación de la carretera y la proximidad de los edificios.

El aspecto dista enormemente de los pasos inferiores del tren conocidos hasta ahora en Valladolid, como el próximo a esta obra en esta misma zona o el que hay unos pocos metros más al sur al cruza el río Esgueva. Desde el martes miles de vecinos han pasado ya por este paso inferior, algunos aprovechando la funcionalidad de tener un punto más de conexión ya habilitado y otros de manera más pausada, revisando el estado de la obra y el resultado que ya se intuye.

En esas rondas de reconocimiento no faltan las críticas y apreciaciones que suscitan estos proyectos ante los que todos sentimos llevar dentro un arquitecto de planeamiento urbanístico. En medio de todo ello continúan las obras, a pleno rendimiento aprovechando las jornadas soleadas. Falta culminar la pavimentación, la jardinería que otorgue al espacio una mayor amabilidad y sea más agradable visualmente. Las labores de asfaltado continúan en los dos lados de la vía, ya que ante el Centro Cívico del barrio, entre las calles Salud y Puente de la Reina, el cambio será palpable.

Más de 1.300 días «de encierro»

Las protestas vecinales en Pilarica han sido una constante desde que en septiembre de 2015 el Ministerio de Fomento cerrara el paso a nivel en este punto. Entonces comenzó el «encierro» de los vecinos de este barrio seccionado a la mitad por la vía del tren que sigue esperando que la integración sea una realidad.

En aquél momento la apertura de la línea de Alta velocidad a Palencia y León hizo que se clausurara el paso a nivel sin que se hubiera planteado previamente una solución, una alternativa. Por el camino la fallida pasarela con la que Adif intentó mitigar el enfado de los vecinos y no hizo sino aumentarlo.

En la parroquia de la Pilarica, en esa misma plaza de Rafael Cano, con una imagen ahora más preponderante ante el espacio que se abre ante ella, se puede leer una gran pancarta colgada en la fachada, ‘La Pilarica cno los vecinos’.

Con un presupuesto de 2,1 millones de euros aportados íntegramente por el Ayuntamiento, la obra de este paso inferior va con retraso, ya que comenzó en abril de 2018 con un horizonte de nueve meses pero un año después aún no ha concluido. El proyecto de integración en esta zona se complementará con el nuevo túnel para vehículos entre la plaza Aviador Gómez del Barco y la calle Andrómeda, dependiente de Adif y que aún está esperando comenzar las obras debido al retraso generado por las empresas de teléfono, gas y electricidad que deben desviar las redes subterráneas antes de excavar el túnel para vehículos.

Pero la integración del ferrocarril en superficie ya ha comenzado y el paso inferior de Pilarica es su nuevo símbolo.

FOTOS Y VÍDEO: Luis Martín Cuesta

No hay comentarios