Más espacio para la atención del autismo

El Ayuntamiento de Valladolid cede a la Asociación Autismo un nuevo espacio con seis aulas en el Centro El Corro

FuenteEuropa Press
Puente y Soto en su visita a El Corro (Foto: Ayuntamiento de Valladolid)

El Ayuntamiento y la Asociación Autismo Valladolid firmarán próximamente un convenio para la cesión de un espacio del edificio que ocupa actualmente el Centro de Educación Especial el Corro en el que se han instalado seis nuevas aulas.

El alcalde de la ciudad, Óscar Puente, y la concejal de Educación, Infancia e Igualdad, María Victoria Soto, han visitado este lunes el centro situado en la calle Villabáñez, al que asisten 47 niños y jóvenes con autismo.

La edil socialista ha explicado que el Ayuntamiento ya tenía cedida a la Asociación Autismo parte del centro, y en breve se firmará un convenio para ceder un nuevo espacio, situado en la planta superior, justo encima de la zona que ya se utiliza. El acuerdo implicará aportaciones tanto del Consistorio como de la propia organización.

La presidenta de la Asociación Autismo Valladolid, María Concepción Galván, ha detallado que se trata de seis aulas nuevas que eran “excesivamente espaciosas” para el tipo de atención que se presta en El Corro, por lo que se han dividido.

Galván ha recordado que las personas con autismo requieren de una atención “muy especializada y muy individualizada”, por lo que la ratio marcada es que en un aula no puede haber más de cinco niños, atendidos por un profesor titular y una persona de apoyo.

En total, El Corro atiende actualmente a 47 personas de entre 3 y 21 años, ya que cuando concluyen la etapa escolar, las personas más afectadas pueden continuar acudiendo al centro de día, mientras que los que concluyen con afectación menos severa se pueden incorporar con apoyo a algún empleo que la asociación consigue para ellos.

María Concepción Galván ha insistido en que este centro ofrece una educación “muy especializada” ya que está “atendido por especialistas”, con seguimiento diario en las aulas, que cuentan entre tres a cinco niños y herramientas “específicas muy individualizadas y especializadas”. Además, ha añadido que los alumnos realizan otras actividades lúdicas, culturales o deportivas en el entorno.

Galván ha recordado que el autismo es “un trastorno del neurodesarrollo, afecta al sistema nervioso, y causa dificultades en la comunicación y la interacción social e inflexibilidad en el pensamiento y la conducta”, de modo que la educación y atención que se da a estos niños va encaminada “a que tengan herramientas para una inclusión mayor”.

La edil de Educación ha añadido que el Consistorio estudia la posibilidad de adaptar nuevos espacios para el centro El Corro, ya que el inmueble tiene todavía un ala desocupada, a la que se busca dar una utilidad que sea compatible con la del centro.

Soto ha recalcado que el Ayuntamiento aporta un “apoyo enorme” para que los niños y jóvenes con autismo tengan “una vida cada vez más integrada en la sociedad”, de tal modo que ha definido como “impactante ver que cuando vienen tan pequeños salen con un nivel muchísimo más de poderse incorporar en la sociedad”.

Por su parte, Óscar Puente ha defendido que cuando hay gobiernos municipales “sensibles” tienen como “seña de identidad” introducirse en ámbitos en los que estrictamente no tienen competencias, “pero como siempre la administración municipal es la más cercana se busca dar solución a problemas, prestar ayuda y echar una mano en realidades en las que en teoría no deberían intervenir”, pues ha recordado que en el caso de los centros de educación especial debería depender de la Comunidad autónoma.

En todo caso, ha incidido en que el Ayuntamiento “no puede dar la espalda” y por eso lleva “muchos años ayudando a este centro” y “si es necesario” incrementará la ayuda para que la atención sea la mejor posible.

No hay comentarios