Unos pequeños y una maqueta gigante muy concienciados con el medio ambiente

Los alumnos de primaria del Colegio Amor de Dios han mostrado su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente creando una maqueta gigante de la ciudad de Valladolid en el futuro para fomentar su compromiso de volver a un planeta más limpio

FuenteAlvar Salvador

Sara de 6º B, Laura de 6º A, Jaime de 5º a o Claudia de 5ºB son solo alguno de los pequeños del colegio Amor de Dios de Valladolid que han presentado ante el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y también ante María Victoria Soto, concejala de Educación o Pedro Herrero, portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento una maqueta única y gigante para demostrar su compromiso con el medio ambiente.

Hemos incorporado en la maqueta bicicletas porque contaminan menos. También monumentos con placas solares, edificios inteligentes con jardines verticales o camiones de la basura híbridos”, han defendido estos pequeños alumnos también ante la atenta mirada de Laura Niño, directora del centro, y Henar de la Rosa, directora pedagógica del colegio.

El Amor de Dios apuesta desde hace unos años por el aprendizaje inteligente y uno de los proyectos ha consistido en la elaboración de esta pieza de gran tamaño en la que han intentado reflejar cómo será la capital del Pisuerga dentro de unos años bajo el título “Valladolid, Ciudad Inteligente”.

Foto: Luis Martín Cuesta

“Es una iniciativa que había que darle visibilidad y que nos avisa de como vienen los niños y las niñas de este país. Con una conciencia muy clara de cómo está el planeta y de cómo hay que actuar para devolverle el lugar de donde nunca debió salir siendo limpio y sin contaminación”, ha asegurado el primer edil.

Puente ha ensalzado la “importancia de las nuevas energías” y ha valorado como “la conciencia cala” apostando por un “futuro verde” que “nos da esperanzas para que el planeta pueda sobrevivir ante los desmanes que hemos cometido durante tantos años”.

Un proyecto concienciado con el medio ambiente en Valladolid

El alcalde, además, ha informado, sin dar el nombre del lugar, que dentro del proyecto Urban Green Up se establecerá un “jardín vertical” en un “edificio emblemático de la ciudad”.

“Para hacer menos duro el paisaje granítico del centro de Valladolid. Vamos a tratar de introducir zonas verdes con formas poco comunes, jardines colgantes en Claudio moyano o Menéndez Pelayo para que los cambios térmicos se noten menos en el centro de Valladolid”, ha afirmado.

Reportaje gráfico: Luis Martín Cuesta 

No hay comentarios