¿Adelanto de la reducción de velocidad máxima en las rondas de Valladolid?

El Ayuntamiento se plantea medidas como esta ante nuevos casos de contaminación en la ciudad

FuenteEuropa Press
Imagen de archivo de una calle cortada en Valladolid por la contaminación

La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid, María Sánchez, ha asegurado este martes, tras mantener una reunión con representantes de las asociaciones de comerciantes y de hosteleros, que se plantean, ante próximos episodios de contaminación atmosférica, adelantar la medida de reducción de velocidad máxima en las rondas de circunvalación de la ciudad.

En la reunión han participado representantes de Fecosva, Avadeco y la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería y, por parte del Ayuntamiento, el alcalde, Óscar Puente, la concejal de Medio Ambiente, el edil de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, así como mandos municipales como la jefa de la Policía, Julia González Calleja, o el director del Centro de Movilidad, Roberto Riol.

Los representantes de Fecosva, Jesús Herreras, y Avadeco, Luis del Hoyo, han explicado en declaraciones a los medios de comunicación que han reclamado al equipo de Gobierno que, en casos de episodios de contaminación como el vivido a finales de febrero, cuando se mantuvo cortado al tráfico el centro de la ciudad durante cinco días.

Una de ellas es la posibilidad de aplicar la reducción de velocidad máxima no sólo en el centro de la ciudad, como se puede hacer en la situación 2 según lo recogido en el Plan de Acción ante la Contaminación Atmosférica, sino también en las rondas de circunvalación y en otras vías del término municipal fuera del casco histórico, algo que actualmente sólo se aplicaría en la situación 3.

María Sánchez ha considerado “interesante” esta opción, que supondría anticipar las medidas de reducción de velocidad. Así, ha recordado que en el último episodio se aplicó esta restricción solo cuando se alcanzó la situación 3, tras cuatro días con el tráfico cerrado. De este modo, apuntado que en futuras ocasiones se podría tomar la decisión cuando se llegue al nivel 2.

El representante de Fecosva ha considerado que esta medida podría “tener el mismo efecto” que el corte de tráfico, y ha asegurado que en ciudades asturianas se apostó por este tipo de restricción durante el último episodio de contaminación, con “buenos resultados”.

Los comerciantes han propuesto otras opciones, como restringir la entrada al centro de la ciudad pero permitírselo a los vehículos que lleven al menos dos ocupantes, algo que, según María Sánchez, los técnicos de movilidad han considerado “complicado” de aplicar sin contar con cámaras que controlen el acceso al centro.

También ha explicado la edil que se ha “valorado” el buen resultado que dio la gratuidad del autobús, que se aplicó durante una jornada, si bien ha recalcado que es una medida que “no puede ser estructural, para todos los días”.

Eso sí, tanto comerciantes como la concejal han coincidido en la necesidad de incidir en la concienciación de la ciudadanía para que utilicen más el transporte público.

Sánchez ha explicado que ya se han mantenido anteriores reuniones con comerciantes y hosteleros y, de hecho, se convocan cada vez que se produce un episodio de contaminación y, de hecho, el último fue “una situación muy acusada” con un corte del tráfico durante cinco días.

Por su parte, Jesús Herreras ha incidido en que comercio y hostelería son los sectores “más perjudicados”, pero ha advertido de que se debe apostar por medidas “no tan traumáticas” para ellos pero también para toda la ciudad.

Herreras ha señalado que el equipo de Gobierno “pone por delante la salud” y ha recalcado que son conscientes de que es algo “muy importante”, pero ha matizado que Valladolid, según su opinión, ha sido “la única ciudad que ha cortado el tráfico”.

También ha hablado de la necesidad de reducir la contaminación que emiten otras fuentes, como las calefacciones, algo que según el equipo de Gobierno “es más difícil de controlar”, por lo que aboga por analizarlo a largo plazo.

Por su parte, Luis del Hoyo ha abogado por avanzar en estas otras medidas y trabajar en ello, pues ha advertido de que el último episodio ha sido en febrero, por lo que “si fuera en diciembre sería dramático para la actividad comercial”.

No hay comentarios