Puente: “La ciudad va a seguir inclinada hacia la izquierda”

En plena vorágine previa a las elecciones antes de afrontar cuatro votaciones en un mes (generales, europeas, municipales y autonómicas), el alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, analiza en esta entrevista con NoticiasCyL el panorama político

Óscar Puente en el despacho de Alcaldía.

-Pregunta: Estamos ya en precampaña electoral y a nivel nacional parece que el PSOE es el partido más estable ahora mismo, lo contrario a lo que ocurría hace dos años.

-Respuesta: La procesión va por barrios, es algo que podemos decir bien en Valladolid. Ahora mismo quienes tienen los problemas son, principalmente, el Partido Popular y Ciudadanos. Primero porque les ha salido un competidor que les tiene enloquecidos en algunos casos y les está llevando a tomar decisiones y a emitir mensajes que creo que son desacertados y que les está alejando del electorado moderado; y, por otro lado, tienen una conflictividad interna que en Castilla y León no habíamos visto nunca. Frente a eso, nosotros estamos en un buen momento, a nivel nacional con las ideas cada vez más claras, con el rumbo más marcado y con una idea de España diferente, abierta, social, que creo que está calando. Y a nivel local en un momento inmejorable, el PSOE de Valladolid vive un momento de paz interna y unidad, llevo 30 años en el PSOE y no lo había conocido así. Ahora vamos a intentar aprovecharlo.

-P: Ha tenido un papel muy activo en momentos de la legislatura a nivel nacional, como uno de los portavoces de la Ejecutiva Federal del PSOE, ¿cuál es su relación actual con la dirección del Partido Socialista? ¿Desde Ferraz le han vuelto a sugerir el salto a la política nacional?

-R: A mi me dan por perdido para ello porque saben que yo quiero ser alcalde. La única mención que hace Pedro Sánchez de mi en su libro es destacando las palabras que yo le dije cuando se presentó, nos convocó a un grupo de 30 personas en Madrid y yo le trasladé que no se confundiera, que estaba allí no por la política nacional sino porque quería seguir siendo alcalde, y si mi partido no estaba bien y fuerte no lo podía conseguir. Si los ciudadanos quieren mi compromiso es de dos mandatos más, voy a ser el candidato en 2019 y si soy el alcalde lo seré también en 2023. A partir de ahí, una vez cumpla el tercer mandato, creo que probablemente sea el momento de buscar otras alternativas también por la propia ciudad, porque creo que es tiempo suficiente y no me gustaría llegar a la situación a la que llegó mi predecesor de un tiempo extra que creo que le sobró.

-P: ¿El resultado de las elecciones generales va a condicionar mucho las municipales y autonómicas?

-R: No lo creo, el hecho de que las elecciones generales sean antes permite que después el debate sea estrictamente local; si hubieran sido a la vez los debates se habrían mezclado, pero una vez que la cuestión nacional se ha diluido en las urnas, la gente pensará en quién quiere que rija los destinos de su ciudad los siguientes cuatro años. En ese terreno me siento confiado y creo que los ciudadanos, en general, están contentos con su Ayuntamiento. Tenemos muchas cosas que mejorar, pero creo que los ciudadanos agradecen mucho el tono, la voluntad de trabajar de una manera determinada. Me lo decía el otro día un vecino que se confesaba votante de derechas, que se planteaba cambiar el voto en estas municipales. Valladolid es una ciudad que vive sin sobresaltos, que no está en las sentencias judiciales, en los pleitos, en ese tono bronco que tuvimos que vivir durante tanto tiempo.

-P: Antes mencionaba la situación de PP y Cs, que en Castilla y León ha estado marcada por el movimiento de Silvia Clemente, ¿se esperaba que ocurriera algo así?

-R: Honestamente no. No imaginaba que hubiera un conflicto de esas características en el Partido Popular. El PP tenía una característica, que ahora se ha quebrado, que es que las puede tener muy gordas, pero nunca trasciende; es un partido muy opaco en ese sentido, es muy difícil saber lo que pasa en su interior. No es como nosotros, que estamos acostumbrados a darnos las tortas en la calle y a la luz de todo el mundo. Pero el PP es un partido muy poco dado a que trasciendan sus problemas.

-P: ¿Puede facilitar esta situación la llegada de Tudanca a la presidencia de la Junta?

-R: Creo que el votante de derechas si hay una cosa que no le gusta es el desorden, la sensación de jaula de grillos. Al PP se le está formando una tormenta perfecta, porque no ha resuelto bien la sucesión de Herrera, se enfrenta a las elecciones con un desgaste muy grande a nivel nacional, lleva tres décadas gobernando Castilla y León, que era algo que suponía un argumento clave en Andalucía pero aquí parece que no. Eso abona mucho las posibilidades del PSOE, porque el candidato socialista, por primera vez, va a ser más conocido que el del PP. Está haciendo un trabajo serio, está recorriendo la Comunidad de manera rigurosa, ofrece unas garantías una fiabilidad que no ofrece el PP y eso plantea una posibilidad de cambio en Castilla y León como no había habido estos años.

-P: A nivel local es tiempo también de movimientos, Toma la Palabra sigue con opciones de ampliar la confluencia para integrarse con Podemos, ¿cómo ve esa posibilidad?

-R: Les veo bien, el tema más importante que tenían que resolver era el de la cabeza de lista y, afortunadamente, han apostado por un valor seguro como el de Manuel Saravia. Creo que van a estar fuertes en las elecciones y lo que hagan con la confluencia lo voy a respetar. Ya no es tiempo de valorar si va a ser mejor o peor, tampoco es algo que esté en mi mano. Por otro lado tengo la sensación de que sea como sea la ciudad va a seguir inclinada hacia la izquierda. Creo que a la ciudad le ha gustado esta apuesta, que se encuentra cómoda con esta etapa. Creo que hagan lo que hagan, la suma al final va a ser favorable.

-P: En esta semana se ha anunciado la incorporación de dos independientes a su candidatura, Charo Chávez y Carmen Jiménez, ¿del actual equipo de Gobierno tiene intención de que todos continúen?

-R: Yo tengo intención de que todos sigan. El PSOE va a crecer en Valladolid y por eso incorpora a nuevas personas a la lista.

-P: Tendrá una cola en la sede del PSOE en Santa Lucía que dará la vuelta a la manzana.

-R: No tanto, en esta ocasión la gente está mucho más tranquila que en otras elecciones. Hay una transmisión de autoridad que en otros tiempos no había, la gente está tranquila, dispuesta a colaborar y participar; pero lo importante ahora mismo es seguir gobernando Valladolid y en el PSOE hay mucha gente muy generosa que cree que el proyecto está por encima de las personas y esa es la sensación que tengo.

“León de la Riva sería el mejor candidato que VOX pudiera presentar”

-P: ¿No le preocupa que ninguno de sus concejales cambie el Ayuntamiento por las Cortes?

-R: La verdad es que no, pero si hay alguno que tenga una aspiración de otras características lo respetaría. Creo que gobernar una ciudad es muy bonito, y las posibilidades de gobernar esta ciudad son altas. La apuesta más segura es la de ir en la lista local.

-P: ¿Coinciden las encuestas y sondeos que manejan con la expectativa que tiene?

-R: Ahora a medida que vayamos acercándonos a las elecciones sabremos algo más. Pero creo que la mejor encuesta es la antena que uno tiene puesta todo el rato, saber lo que dice la gente. No estoy aislado, estoy en las redes, en la calle, me llegan referencias de mucha gente. Creo que las encuestas nos van a dar bien, me llega que alguna encuesta que maneja el PP que no les va muy bien. Las encuestas son lo que son, me quedo con las percepciones y las tendencias, porque en este momento el PSOE está claramente al alza.

-P: Que se elijan 27 concejales en vez de 29 incrementará el número de votos necesarios para lograr cada edil, ¿eso puede influir o frenar la posible entrada de VOX?

-R: Con una participación del 70 o 72 por ciento, que es la que probablemente haya en las elecciones municipales, dos concejales serían unos 16.000 votos. Son muchos votos. En todo caso, VOX a nivel local tengo dudas de que vaya a ser una opción muy fuerte, más aún después de las elecciones generales, donde imagino que habrá gente que tenga más razones para votar a VOX que en las municipales donde el voto es más en clave local. En cualquier caso, el voto de VOX viene del PP, que hace cuatro años tuvo como candidato a Francisco Javier León de la Riva, que sería el mejor candidato que VOX pudiera presentar. Pensar que haya gente que hace cuatro años se quedó en casa y no votó a León de la Riva y ahora vaya a salir a votar se me antoja complicado. Los votos que logren se les restarán al PP.

Puente: “La integración en superficie será la transformación más importante en un siglo”

No hay comentarios