Romero frena la polémica sobre los servicios de los centros de mayores

La concejala de Servicios Sociales desmiente las acusaciones vertidas por el Partido Popular

Romero y Puente presentan el proyecto en el centro Cívico Rondilla (Foto: Ayuntamiento de Valladolid).

No hay espacio para la polémica con los centros de personas mayores de Valladolid. La concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero, ha contestado a las acusaciones del PP sobre el supuesto cierre de algunos servicios y ha explicado cuál es la situación y gestión real de los servicios de cafetería, peluquería y podología.

En cuanto al caso de las cafeterías, la concejala asegura que no se están cerrando. Algunas de ellas, eso sí, afirma, “han tenido problemas por falta de consumo, lo que ha llevado a las familias que viven de esa concesión a no poder mantenerlas y se han visto obligados a buscar otras alternativas”, algo en lo que están trabajando desde la Concejalía. Alternativas que podrían pasar, incluso, por un servicio de vending para poder mantener operativo el servicio de cafetería si se diera este caso.

Con respecto al servicio de podología, no ha habido ningún cambio salvo el abandono de una concesión por parte del podólogo que la tenía adjudicada por cambio de residencia a otra ciudad. En este ámbito, la concejala Rafaela Romero, ha querido recordar que hay encima de la mesa una normativa establecida por la Junta de Castilla y León que contempla unas exigencias amplias que dificultan ejercer esta labor, haciéndose casi “necesario montar una clínica podológica. En este sentido desde el Ayuntamiento tendremos que valorar si es responsable utilizar el dinero público para montar clínicas o si hay que buscar otra serie de alternativas”.

El servicio peluquería, afirma Romero, es algo que se han cuestionado desde la Concejalía. Entienden que actualmente las necesidades sociológicas han cambiado y que habría que valorar los costes, similares a los de las peluquerías comerciales. Romero ha asegurado que “hay mucha oferta en los barrios, sobre todo de personas jóvenes que quieren sacar adelante su negocio y se les puede estar haciendo una competencia desleal”.

La concejala ha querido también dejar claro que para personas dependientes con movilidad reducida estos servicios sí se seguirán prestando. Ha recordado que el Servicio de Ayuda a Domicilio dispone tanto de servicio de peluquería como de podología.

Según los populares, se habría impedido que se recogieran firmas para exigir la mejora de estos servicios pero la concejala asegura que ni se prohíbe ni se ha prohibido nunca que se recojan firmas. En este caso, asegura, “una persona que ha reconocido ser del PP habría ido con no muy buenas maneras a recoger firmas sin ser usuario del centro al que acudió y sin tener ninguna relación con el mismo. El PP no puede convertir en espacios electorales los centros de personas mayores. No podemos interrumpir las actividades y la vida diaria de estos centros porque estemos casi en campaña electoral”

Asimismo, ha asegurado Romero, que el actual equipo de gobierno del consistorio vallisoletano ha invertido en los últimos cuatro años casi 6 millones de euros en renovar los Centros de Personas Mayores para adaptarlos a las necesidades reales que tiene hoy este colectivo y, además, se ha incrementado el presupuesto para actividades en un 25%, cuidando mucho más aquellas que realiza en esta área el voluntariado. Y abriendo los centros al barrio, “porque hay muchas personas mayores preparadas y que tienen que aportar ese cúmulo de sabiduría y riqueza que tienen al entorno en el que viven”.

Lo que subyace de todo esto, ha asegurado la concejala, son dos maneras de entender el trabajo con las personas mayores y los modelos de estos Centros destinados a ellas.  “En este momento este colectivo tiene una realidad sociológica diferente a la que estábamos acostumbrados y que de aquí a diez años va a cambiar aun más” ha afirmado Romero. La apuesta por lo tanto del actual equipo de gobierno municipal es dar respuesta a estos nuevos perfiles de personas mayores.

El PP, ha apuntado la concejala, “quiere unas personas mayores sentadas, quietas, con escasa crítica y con poco servicio al barrio sin embargo nosotros estamos pensando que tenemos personas muy preparadas que exigen otro tipo de prestaciones y que a su vez pueden dar servicio y prestar toda su sabiduría y capacidades al barrio y al entorno en el que viven. Apostamos por un nuevo perfil”.

“Política errática”

El PP municipal cree que “lo que ocurre es reflejo de una política errática de Puente en los centros de mayores que va de mal en peor” en los que han asegurado que se han suprimido los servicios de podología y peluquería, lo que “limita los servicios de los que disponían”.

Además, los ‘populares’ consideran que la concejal de Servicios Sociales “quiere vender una imagen de apertura de los centros a otros perfiles de personas mayores sin cambiar realmente la oferta y se arroga cuestiones que ya se hacían en los centros de mayores antes de ser concejala, como las aulas de informática, el voluntariado de mayores y las actividades intergeneracionales”.

El PP ha mencionado también “problemas” con el pliego para la construcción del centro de Parquesol y con la empresa contratada para las obras del centro de la Rondilla, que según afirman está “al borde de la renuncia del contrato”, lo que ven como “una muestra más de los errores de Puente para con las personas mayores de la ciudad”.

No hay comentarios