La calle Mirto se libera con un nuevo paso inferior

Calle Mirto en Valladolid. Fotografía: Google Maps.

Adif Alta Velocidad prevé comenzar a mediados de este mes los trabajos para la construcción de un nuevo paso inferior para vehículos y peatones que conectará la calle Mirto y su zona de influencia (Hípica, Hotel Lasa Sport y calles aledañas) con el Colegio de la Sagrada Familia, el cual no está incluido en el convenio de la SVAV.

Esta obra adicional está incluida en las actuaciones que lleva a cabo Adif para la duplicación y electrificación de vía en el tramo Río Duero-Valladolid, en el acceso sur de Valladolid.

El nuevo paso inferior entre la calle Mirto y la Sagrada Familia es una actuación adicional a las contempladas en el convenio de colaboración para el desarrollo de las obras derivadas de las obras de integración en superficie del ferrocarril, suscrito en noviembre de 2017 por Adif, Adif Alta Velocidad, Renfe Operadora, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento de Valladolid.

Según Adif AV, los trabajos en esta obra, que se realizará mediante cajón empujado de hormigón, será necesario realizar tareas de sujeción de las vías, tanto de la red de ancho convencional (línea férrea Madrid- Hendaya) como en las de la LAV Madrid-Segovia-Valladolid.

Estas sujeciones obligan, por cuestiones de seguridad, a una reducción y limitación temporal de la velocidad en el tramo de ejecución del paso inferior, lo que aumentará los tiempos de viaje una media de cinco minutos entre mediados de febrero y durante dos meses aproximadamente.

Este nuevo paso inferior, de 4,5 metros de gálibo vertical y 8 metros de gálibo horizontal, mejorará la permeabilidad de esta zona situada al sur de la autovía Ronda Exterior de Valladolid (VA-30).

Será el tercer subterráneo que se inicia en la ciudad después de los situados en el barrio de La Pilarica. El de la plaza de Rafael Cano, sólo para peatones y ejeuctado por el Ayuntamiento de la ciudad, se encuentra muy avanzado y se prevé la conclusión de las obras en las próximas semanas, mientras que el que unirá la calle Andrómeda y la plaza Aviador Gómez del Barco, a cargo de Adif, sufre retrasos durante la fase de reubicación de las conducciones de servicios, por lo que las obras del túnel para vehículos, peatones y bicicletas están pendientes de inicio.

Asimismo, Adif ejecuta ya la recta final de los trabajos de duplicación de vía de ancho estándar (1.435 mm) y su electrificación en el tramo de acceso sur a Valladolid, entre el Puesto de Banalización ‘Río Duero’ y la estación de Valladolid Campo Grande.

De hecho, a partir de este lunes, 11 de febrero, se iniciará la fase de pruebas para la puesta en servicio de la duplicación de vía en ese tramo, lo que durante este periodo causará que los servicios de Renfe aumenten el tiempo de viaje una media de cinco minutos, si bien cuando entre en funcionamiento permitirá aumentar frecuencias y reducir la duración de los trayectos.

Tres vías de alta velocidad en la estación 

Al finalizar las pruebas, que se desarrollarán el próximo mes de febrero, todo el tramo, de 11,5 kilómetros por la Línea de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Segovia-Valladolid y que llega desde la estación de Valladolid hasta el término de Laguna de Duero, dispondrá de doble vía de ancho estándar y la estación Campo Grande contará con tres vías para alta velocidad.

Esta recta final incluye la realización de pruebas tanto en la vía y la catenaria, como en las instalaciones de seguridad y comunicaciones, para que la futura explotación de las nuevas vías se realice en las condiciones de seguridad requeridas por la normativa vigente.

Las pruebas se realizarán a partir del 11 de febrero y una vez que sus resultados sean positivos, se desarrollará la fase de formación de maquinistas y simulaciones comerciales necesarias para la autorización de la puesta en servicio de este tramo.

La duplicación de vía y su electrificación tiene como principal objetivo el incremento de la capacidad de la LAV Madrid-Segovia-Valladolid, lo que permitirá el aumento de frecuencias y reducirá los tiempos de viaje, ya que se evitará la parada de trenes en este tramo que actualmente solo disponía de una única vía de ancho estándar.

La actuación también dotará de mayor operatividad a la estación vallisoletana, que pasará a disponer de tres vías de ancho estándar, en lugar de las dos actuales.

No hay comentarios