La Victoria marca el rumbo del futuro del reciclaje

Ayuntamiento y Ecoembes hacen un balance muy positivo del proyecto piloto de separación de residuos que se está realizando en el barrio

Hervella y Sánchez en la presentación del proyecto.

El barrio de La Victoria está acogiendo con un resultado “muy positivo” el proyecto piloto sobre separación de residuos y economía circular que están desarrollando el Ayuntamiento de Valladolid y Ecoembes. La concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, ha explicado que el objetivo de este proyecto es “conseguir que el 60 por ciento de los residuos se depositen en los contenedores correctos, en línea con los objetivos marcados por Europa, que fija esta cifra para el año 2030”.

La experiencia comenzó en el mes de marzo y tal y como ha puntualizado Sánchez “se va a prolongar hasta febrero, ahora mismo estamos en el 44 por ciento y vamos a seguir trabajando para ver si conseguimos llegar a ese 60 por ciento”.

La concejala de Medio Ambiente ha agradecido la colaboración del vecindario de la Victoria, verdadero protagonista del logro, “porque la respuesta está siendo muy buena, se están implicando los colegios, la Asociación de Vecinos Los Comuneros está teniendo un papel determinante y vemos que las campañas de concienciación son el camino a seguir”.

El proyecto piloto incluye la instalación en el barrio de un sexto contenedor, el de envases ligeros (amarillo), completando la recogida existente de materia orgánica, residuos inorgánicos, papel-cartón, vidrio y aceite usado, además de los aparatos eléctricos, pilas, bombillas, medicamentos, etc. que se depositan en Puntos Limpios o tiendas.

También se ha incorporado la recogida de textiles con tres contenedores. Por otra parte, para fomentar y ampliar la recogida selectiva fuera del hogar, se han entregado papeleras amarillas (briks, latas y envases de plástico), azules (envases de papel y cartón) y marrones (materia orgánica) para su instalación en centros públicos (polideportivos, centro de mayores, centro de salud, etc.) y, con este mismo objetivo, se ha creado una red de establecimientos y comercios adheridos al proyecto.

En esta línea, también se han repartido composteras individuales para los hogares y se ha fabricado una común en el huerto comunitario ‘La Huerta Sin puerta’, con el fin de fomentar el autocompostaje como medida de prevención de generación de residuos.

Ángel Hervella, director de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes, ha reconocido que el objetivo del 60 por ciento “es alto, pero lo importante es que todo lo que se vaya logrando de manera progresiva se consolide y cada vez se aumente esa cuota con la concienciación que está adquiriendo la ciudadanía”.

No hay comentarios