Polémica por las discomovidas en San Miguel durante las Fiestas

Vecinos de la zona centro rechazan su organización mientras que las Peñas la defienden

FuenteEuropa Press
Plaza San Miguel en Valladolid. Fotografía: Google Maps.

El colectivo de vecinos de la zona centro de Valladolid han pedido a la Concejalía de Cultura y Turismo que no permita la celebración el sábado 7 de septiembre, durante la Feria y Fiestas de Nuestra Señora de San Lorenzo, de una discomovida «con barra libre» en la plaza de San Miguel organizada por varias peñas que tienen sus sede en la calle León.

A juicio de los vecinos, su celebración supondrá «un aún mayor deterioro» en la calidad de vida y descanso en una área «ya muy castigada por el ruido nocturno».

«No entenderíamos, que la Concejalía de Cultura permitiera el desarrollo de esta u otras discomovidas en la zona, que van directamente en contra del compromiso firmado por el Ayuntamiento dentro de la campaña de Ocio Nocturno Responsable y supondría un ataque frontal a la convivencia ciudadana», han señalado en un comunicado remitido a Europa Press.

En el caso de celebrarse, el colectivo abre la puerta a actuar judicialmente contra las personas responsables de la autorización y organización de las mismas.

En cuanto a la opción de «barra libre», lo tacha de «despropósito» y advierte de que supondría «una promoción directa del uso de alcohol incontrolado entre la juventud local».

Por ello, solicita la prohibición o supresión de la convocatoria en la Plaza de San Miguel el sábado 7 de septiembre o en cualquier otra fecha del año.

Respuesta de las Peñas

La Federación Vallisoletana de Peñas ha respondido al colectivo de vecinos de la zona centro que la discomovida que han propuesto realizar el sábado 7 de septiembre, con motivo de la Feria y Fiestas de Nuestra Señora de San Lorenzo, en la plaza de San Miguel concluiría a la misma hora en que deben cerrar las terrazas de los establecimientos hosteleros y ha negado que la misma incluya una barra libre, por lo que no entienden la «polémica» con su celebración.

Según ha explicado el portavoz de la Federación, Javier Cuesta, en declaraciones a Europa Press, la actividad acabaría a las 2.00 horas y en ella sólo se vendería cerveza y calimocho, sin bebidas de alta graduación, y exclusivamente a mayores de edad, tal como exige la ley, por lo que niegan que en ella se vaya a promover el consumo «incontrolado» de alcohol entre los jóvenes, como criticaba el colectivo vecinal, al que ha tachado de «alarmista».

Por otro lado, Cuesta ha recordado que durante los últimos ocho años, la federación ha organizado otras discomovidas en el entorno de Paraíso o en la calle Andrés Laorden sin que haya habido problemas.

También ha negado que los organizadores pertenezcan a ningún bar, sino que se trata peñas cuyos miembros «proceden de edades muy distintas» y que, en algunos casos, las integran «familias con niños».

Por otro lado, ha recordado que este tipo de discomovidas cuentan con seguros de responsabilidad civil y respetan la prohibición de vender alcohol a menores, al tiempo que colaboran con las iniciativas promovidas por el Ayuntamiento como el reparto de vasos reutilizables para reducir la generación de residuos plásticos.

«Siempre solicitamos un refuerzo de contenedores y luego limpiamos la zona», ha insistido Cuesta, quien ha explicado que el personal que atiende los mostradores son, o bien voluntarios de las peñas, o bien personal contratado «con todo en regla», a la vez que ha subrayado que el Consistorio no ha puesto nunca «ninguna pega» a sus iniciativas.

No hay comentarios