Pérez Gellida pregona su amor por Valladolid, “capital del universo”

El escritor hace un llamamiento a sentir orgullo de la tierra y ensalza las virtudes del carácter de los vallisoletanos

FuenteIsaac Barrientos
Clemente, Del Olmo, Redondo, Carnero, Pérez Gellida, Puente y Caballero tras el pregón.

Amor y orgullo hacia su tierra es lo que ha demostrado el escritor César Pérez Gellida durante el pregón de las Ferias y Fiestas de San Lorenzo de Valladolid, una ciudad que ha elevado a “capital del universo” para reivindicar sus valores, con especial énfasis en el afecto a los vecinos.

Pérez Gellida ha comenzado con palabras de agradecimiento hacia la ciudad “que tanto me ha dado y a la que tanto debo”, que le hace sentir “un orgullo difícil de explicar con palabras, ya que me considero afortunado por el mero hecho de haber nacido y crecido en estas calles y plazas”.

El escritor, “calvo aporreador de teclados” como se ha definido, ha agradecido también al alcalde, Óscar Puente, haber sido elegido “entre los incontables personajes ilustres de Valladolid que bien podrían estar detrás de este micrófono”.

Pérez Gellida ha bromeado con su parecido físico con Jesús Cifuentes (cantante de Celtas Cortos y pregonero en 2015) y ha citado a Miguel Delibes para enfatizar su vinculación con la tierra; “si el cielo de Castilla es alto es porque lo han levantado los castellanos de tanto mirarlo”.

El carácter vallisoletano “podría decirse que es sobrio y reservado, atributos que con frecuencia se confunden con la desconfianza y el recelo”, ha relatado Pérez Gellida, que ha reivindicado que eso no sea óbice para que en vez de repartir saludos por la calle “a diestro y siniestro”, optemos por “charlar acodado en la barra de un bar o compartiendo mesa y mantel en uno de nuestros restaurantes”.

El pregón ha estado salpicado de constantes bromas sobre la ciudad, como cuando haciendo alusión a la paciencia de los vecinos de Valladolid Pérez Gellida ha puesto como ejemplo “qué cuesta más que aparcar en la Rondilla”.

Las calles de la ciudad, las expresiones propias, “la playa en plena meseta; son esas las cosas que uno extraña cuando está lejos. Son estas las que distinguen un lugar y lo convierten en único”, ha recordado César Pérez Gellida, que ha regresado a Valladolid tras “un exilio voluntario”.

También ha tenido palabras de recuerdo para uno de sus antecesores como pregonero, Francisco Umbral que en 1970 invitó a “realizar ejercicios espirituales de vallisoletanismo y no puedo estar más de acuerdo”. No han faltado tampoco alusiones a otra pasión del escritor, el rugby, en una ciudad que tiene a los dos equipos que dominan el panorama nacional “porque los valores de este deporte son el respeto, la perseverancia, la camaradería, la capacidad de sacrificio y la lealtad; atributos que están presentes en nuestra idiosincrasia”.

Como ‘chamizo’ ha hecho gala de esa elegancia y ha felicitado a los ‘queseros’ por sus últimos éxitos, después de dejar un recado para las autoridades, “por favor, permítannos beber cerveza en Pepe Rojo”.

Al entrar en el terreno del deporte, Pérez Gellida ha aprovechado para sugerir que sea un deportista quien ocupe el puesto de pregonero en 2019, y ha propuesto como opciones al jugador de balonmano Fernando Hernández, al integrante de El Salvador Manu Serrano y al capitán del Real  Valladolid Borja Fernández.

Pérez Gellida ha terminado el pregón con una simpática alusión a la novela negra que tanto éxito le ha granjeado, “este pregón está entrando en su parte final y todavía no se ha producido ninguna muerte violenta, ni siquiera un miserable homicidio en grado de tentativa… Algo tiene que estar fallando pero lo que hoy importa de verdad, queridos paisanos, es que comienzan las ferias y fiestas de Valladolid, y hoy más que nunca, tenemos que sentiros orgullosos de nuestras raíces y demostrar lo afortunados que somos de poder vivirlas junto a los nuestros”.

No hay comentarios