Los Pichas abren las Fiestas con buen rollo y ‘rumba rondillera’

El grupo vallisoletano hace gala de su presencia sobre el escenario y pone a bailar a la Plaza Mayor

FuenteIsaac Barrientos

“Óscar no te preocupes que no necesitamos a los Pet Shop Boys, ¡porque han venido Los Pichas!”. Con esa sorna se dirigía desde el escenario de la Plaza Mayor Javier, uno de los integrantes del grupo, al alcalde, para marcar la pauta de buen rollo, fiesta y diversión con la que el grupo local ha hecho disfrutar a la multitud.

Si el año pasado fueron los encargados de poner el broche a la semana de conciertos en las Fiestas de San Lorenzo, este año Los Pichas han tenido que asumir el reto de abrir la serie de recitales, apenas media hora después de que César Pérez Gellida realizara el pregón desde el balón de la Casa Consistorial.

Su presencia en el escenario no decepciona, ritmo, mucha rumba, versiones enérgicas y un sentido del humor característico de la formación de La Rondilla. Son Los Pichas, saben lo que el público espera de ellos y como dárselo, y no fallan el tiro.

Es esa combinación de arreglos en las versiones, de retoques hasta de algunos fragmentos de las letras de las canciones, todo para derivar en la ‘rumba rondillera’ por la que pasan clásicos como el ‘Canta y se feliz’ de Peret o ‘Historia de un amor’ de Luis Miguel.

Una gran fiesta en la Plaza Mayor para abrir las Fiestas de San Lorenzo y abocar a la ciudad a días de diversión, baile y mucha música.

No hay comentarios