Amparo Zancajo, la igualdad en el azar en mesas electorales sin barreras

Pese a ser la segunda suplente de presidente de mesa, ha tenido que asumir la responsabilidad junto a una intérprete de signos

FuenteIsaac Barrientos
Amparo Zancajo durante una votación, con María Álvarez en primer término.

Formar parte de una mesa electoral no suele ser del agrado de casi nadie. Los hay que apuran los motivos para conseguir librarse de pasar el domingo pegado a las urnas y la mayoría que se resignan ante los designios del azar al recibir la citación.

Muchos son convocados como suplentes de presidente o vocal y acuden a al colegio electoral con la esperanza de que el turno no avance y no les toque el trance de pasar todo el día revisando el listado del censo. No ha tenido esa fortuna Amparo Zancajo, una mujer sorda que había solicitado la presencia de un intérprete de lenguaje de signos antes de la constitución de la mesa electoral, a la que tenía que acudir como segunda suplente del presidente.

Sin embargo, ni el titular ni el primer suplente han comparecido, por lo que está pasando esta jornada electoral al frente de una de las mesas del IES Diego de Praves de Valladolid. «No me lo esperaba la verdad, pero hay que asumirlo con normalidad porque es lo que toca», ha explicado a NoticiasCyL en una de las pocas treguas que el constante goteo de votantes ha tenido esta mañana.

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, ha explicado esta circunstancia en la rueda de prensa en la que se ha informado de las incidencias en la provincia, ninguna de carácter reseñable. «Todo va con normalidad y es una prueba más de la integración y la eliminación de barreras», ha apuntado Álvarez.

Los dos vocales que flanquean a Amparo están acompañados también de María Álvarez, intérprete designada por la Confederación Nacional de Personas Sordas e integrante de la Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León, que durante toda la jornada se encargará de apoyar en la comunicación a Amparo.

Durante la votación, Amparo Zancajo comenta la anécdota con alguno de los suplentes que coincidieron con ella a primera hora de la mañana pero sí se han librado de pasar el día pegados a las urnas. Siempre sonriente, Amparo da ejemplo este domingo de integración e igualdad ante la jornada electoral y también ante el azar.

No hay comentarios

Dejar respuesta