André Diouf (PSOE): «Me daría pena ser miembro de Vox siendo inmigrante»

El responsable de Política de Refugiados del PSOE cree que España "no se merece" tener un partido como Vox

FuenteEuropa Press
André Diouf junto a Javier Izquierdo./ Europa Press
loading...

El responsable de Política de Refugiados de la Ejecutiva Federal del PSOE, Luc André Diouf, ha asegurado este sábado que le «daría pena» ser miembro de Vox en su condición de inmigrante y ha subrayado que España «no se merece» un partido como el liderado por Santiago Abascal porque es un territorio «solidario y respetuoso».

Así lo ha manifestado el también candidato número dos en la lista socialista de Las Palmas de Gran Canaria al Congreso en la sede el PSOE de Valladolid, a donde ha acudido para apoyar la candidatura vallisoletana, que encabeza Javier Izquierdo, y para celebrar una reunión con colectivos de inmigrantes de la ciudad.

André Diouf, originario de Senegal, ha criticado las declaraciones que el afiliado de Vox de origen camerunés Bertrand Ndongo realizó precisamente este pasado sábado en Valladolid, donde dijo que los «inmigrantes de bien» sabían que la formación en la que milita no es racista, porque «quiere» al inmigrante «trabajador y honesto».

«Ndongo tiene que darse cuenta que en España hay 4.800.000 inmigrantes, de los que más del 80 por ciento contribuyen al desarrollo económico de este país», ha apostillado en este sentido, para recordar que en las tres últimas décadas «más del 50 por ciento» del desarrollo económico del país viene de la aportación de los migrantes, emigrantes e inmigrantes.

Asimismo, ha asegurado, en declaraciones recogidas por Europa Press, que le «daría pena» ser miembro de Vox siendo inmigrante, porque no se «levantaría hablando mal de los seres humanos» y ha incidido en que España «no se merece» tener un partido como este, así como ha pedido a Ndongo que se «informe» de la realidad migratoria de España, que es «un ejemplo a nivel nacional» por su «solidaridad».

André Diouf también ha recordado que en otros países como Alemania y Francia la «extrema derecha» no tiene cabida en los gobiernos, «ni locales ni autonómicos», y ha lamentado que en España PP y Cs si hayan «dado cabida» a Vox.

«Son los que añoran el franquismo quienes quieren volvernos años atrás, incluyendo el no respetar los derechos humanos de las personas», ha criticado en este aspecto, para llamar a la participación «activa» en las elecciones generales del 10 de noviembre porque, como ha apuntado, son unos comicios «diferentes» a los anteriores porque «hay posibilidad de un crecimiento de la derecha».

Política migratoria

Así, el responsable de Política de Refugiados del PSOE ha confesado que espera que su formación crezca como partido, así como en voto y en escaños, porque eso les permitirá llevar a cabo la política migratoria que figura dentro de su programa.

En su propuesta, André Diouf ha resaltado la importancia de realizar un pacto de Estado sobre inmigración para realizar reformas en la Ley de Extranjería y mejorar la estancia de la población inmigrante, y ha apuntado a la mejora también de la política de cooperación, que conllevará un incremento económico y de trabajo con distintos países.

La «descongestión» de los trámites para la obtención de nacionalidad es otra de las cuestiones que los socialistas abordarían en el Gobierno, como ha garantizado André Diouf, quien ha recordado que en la última legislatura su partido puso en marcha la posibilidad de la contratación de 33.379 funcionarios para desbloquear estos procedimientos, en los que se ha «heredado del PP» más de 40.000 expedientes pendientes de resolución de nacionalidad y más de 80.000 de solicitud de asilo.

El candidato socialista al Congreso ha demandado así una participación «activa» en la que se implique la población inmigrante con nacionalidad para una victoria «holgada» del PSOE, de forma que no dependa de otras fuerzas políticas.

Diferencias con el PP 

Igualmente, ha señalado que la realidad migratoria actual de España «no es tan sangrante» y ha ensalzado la gestión que ha realizado el Gobierno socialista en Andalucía en la última legislatura, así como el «despliegue» de visitas del Ejecutivo central a países africanos para trabajar «en silencio» en este ámbito y en el de la cooperación.

De este modo, ha puntualizado que el trato a la inmigración debe ser «respetuoso» y ha sentenciado que la diferencia entre PP y PSOE en política migrtoria es que si gobernarán los ‘populares’, «probablemente serían noticias todos los días la llegada de inmigrantes».

«Nuestro trato es humanitario, solidario, de respeto a los valores y derechos humanos, que es la diferencia con el PP, que usa políticas de contención y de control, a veces incluso de dudosa legalidad», ha aseverado.

No hay comentarios

Dejar respuesta