Consulta en VTLP para plantear su decisión en la investidura

Se debatirá entre "si apoyar a Puente, presentar a Saravia o votar en blanco"

FuenteEuropa Press
Asamblea VTLP / Europa Press

Valladolid Toma la Palabra ha decidido, en Asamblea, realizar una consulta en los próximos días en la que, «en la actual situación de inexistencia de un acuerdo de gobierno ni programático con el PSOE», se plantea si los tres concejales en la votación de investidura de este sábado presenten como candidato a la Alcaldía a su cabeza de lista, Manuel Saravia y votarle; o que no propongan a nadie y, en ese caso, apoyar al alcalde en funciones, Óscar Puente, o votar en blanco.

La plataforma ha celebrado una Asamblea este martes en el Centro Cívico Rondilla a la que han asistido cerca de 300 inscritos y en la que los tres concejales electos han explicado cómo han transcurrido las negociaciones con el PSOE para la posible formación de un nuevo gobierno conjunto y también se ha tratado de definir los pasos a dar de cara al Pleno de constitución del Ayuntamiento, el próximo sábado.

En el debate sobre la consulta que se mantendrá, se han analizado la posible posición de VTLP en la votación de investidura del pleno del próximo sábado, con la disyuntiva principal entre apoyar al candidato del PSOE, Óscar Puente, presentar a Manuel Saravia, o votar en blanco. Estas opciones se votarán este jueves por vía online y el viernes de manera presencial.

En todo momento, se ha dado por hecho que, en cualquiera de los tres casos, el alcalde será Óscar Puente y que la situación actual complica la posibilidad de que en estos cuatro días se pudiera recuperar un diálogo con el PSOE de cara a un pacto de gobierno o investidura. No obstante, si el acuerdo se produjera, se buscaría la mejor opción posible para tomar la decisión con el descenso.

Mayoritariamente, los inscritos se han mostrado favorables a que el actual teniente de alcalde en funciones sea la propuesta de VTLP, por el valor «simbólico» que ha destacado María Sánchez que tendría y lo consideran como un «buen punto de partida» para plantear los próximos cuatro años desde una oposición crítica pero constructiva.

Algunas de las personas que han intervenido han advertido de que este planteamiento podría suponer que los partidos de derechas también voten a Saravia para evitar que el socialista Puente sea alcalde. En todo caso, Alberto Bustos ha incidido en que no se plantean este escenario, pero ha dejado claro que si se diera la situación no formarían un gobierno con el PP ni con Ciudadanos.

Quienes han apostado por votar a favor de Óscar Puente lo han hecho ante la posibilidad de que en los cuatro días que quedan hasta el sábado cambie de posición y así VTLP muestre «una buena predisposición al diálogo». Sin embargo otros de los intervinientes han señalado que este apoyo sería «gratuito» al tiempo que han recordado que el alcalde en funciones no ha pedido el apoyo.

«NO ENTRAR EN ESA GUERRA»

Se ha contemplado también la opción de votar en blanco, que evitaría la posibilidad de que apoye la derecha y Saravia sea alcalde «de rebote» así como las «especulaciones sobre pactos contra natura». De esta manera, ha indicado otro inscrito, se demostraría que VTLP «no quiere entrar en esta guerra» y manifestar una buena disposición para la colaboración con el PSOE.

En esta sesión han intervenido varias decenas de personas, que en muchos casos han coincidido en mostrar el apoyo a la labor de los concejales de VTLP, con críticas a la actitud del alcalde en funciones, Óscar Puente, y el PSOE, a la que han asegurado que no entienden e incluso se ha aseverado que el regidor «ha quedado a la altura del betún» al insultar a los que hasta ahora han sido sus socios de gobierno.

Sólo ha habido una intervención crítica por no haber convocado una consulta antes de iniciar las negociaciones con el PSOE y en ella haber marcado las pautas y por haber aplazado la votación el pasado fin de semana.

Algunos han manifestado sus sospechas de que el motivo de la actitud del PSOE se deba a que prefieran otros «socios» o que la negociación en el Ayuntamiento de Valladolid esté vinculada a otros ámbitos más amplios, como podría ser la Junta de Castilla y León. No obstante, el teniente de alcalde en funciones ha asegurado que no tiene «indicios» de ello.

Varios de los intervinientes han animado a los concejales a intentar el diálogo hasta el ultimo día, «dar la tabarra», aunque se ha matizado que tendría que mantener esa intención hasta «el viernes por la mañana como máximo», porque si no, no habría tiempo para realizar la consulta.

La concejal María Sánchez ha querido advertir para que los inscritos no se «lleven a engaño» de que el partido que tienen enfrente en esta negociación «no quiere dialogar». En todo caso, la edil ha manifestaod la voluntad de «aguantar el chaparrón», pero ha recordado que si «alguien cambia de rumbo y no quiere hablar el problema lo tiene él».

Manuel Saravia ha reconocido que la confianza entre VTLP y el PSOE «se resiente», porque «después de llamarnos cosas feas» se queda «un poco» dolido y enfadado. Pero ha matizado que «ésto no es un grupo de amigos», sino que se trata de hacer un trabajo constructivo para la ciudad, por lo que ha enfatizado que «hay que superarlo».

«LO QUE HA HECHO PUENTE, UNA VERGÜENZA»

Previamente, los tres concejales que han estado en el equipo de Gobierno con el PSOE estos cuatro años, han explicado cómo han transcurrido las conversaciones y negociaciones durante estas dos semanas y han insistido en que ha sido el alcalde, Óscar Puente, y las personas que negociaban por parte de los socialistas –Pedro Herrero y Charo Chávez– quienes han roto la negociación.

«La negociación estaba rota tres horas antes de que decidiéramos el aplazamiento de la consulta, la propuesta del viernes era la tomáis o la dejáis», ha asegurado Alberto Bustos, sobre un aspecto en el que Saravia ha insistido. Ese documento que presentó el PSOE a mediodía del viernes pasado, ha explicado el teniente de alcalde en funciones, volvía a colocar en las áreas asignadas a concejales del PSOE competencias que el jueves se habría acordado atribuir a departamentos de VTLP, al mismo tiempo que, en el documento programático, se habían tachado cuestiones importantes para la plataforma como el plan Valladolid Respira o la Oficina de Participación.

Manuel Saravia ha incidido en que ninguno de esos aspectos, que ha calificado de «flecos» eran un motivo suficiente como para pensar que la negociación podía romperse o para aplazar la consulta, pero ellos querían plantear a los inscritos un documento de gobierno ya cerrado. De tal manera, al ver la situación el viernes trataron de «ganar tiempo» para poder recuperar un diálogo al que Puente y Pedro Herrero se habían negado desde el jueves a mediodía.

En definitiva, Manuel Saravia ha llegado a aseverar que «lo que ha hecho Óscar Puente y el PSOE» en las últimas horas le ha parecido «una vergüenza».

Asimismo, tanto Alberto Bustos como María Sánchez han negado que VTLP haya «tensado la cuerda» en la negociación, como ha reprochado el alcalde en funciones. De hecho, el concejal en funciones de Participación Ciudadana ha recordado que el pasado lunes, tras la primera reunión, les pareció «inaceptable» la propuesta, pero se reunieron el martes avanzaron «mucho, a un 90%». De hecho, ha defendido que siempre que se ha dialogado se han logrado avances o acuerdos y «nunca» han tenido la sensación de que se estuviera «tirando de la cuerda».

Los inscritos en VTLP han animado a los concejales a llevar a cabo ahora una oposición que busque lo positivo para la ciudad, que sea favorable a encontrar acuerdos con el PSOE, pero que siempre «defienda a los más desfavorecidos». En este sentido, Manuel Saravia ha recalcado que mantendrán un lanor de oposición «para seguir construyendo».

No hay comentarios