Igea no se cierra puertas y Ciudadanos se hará de rogar

Recuerda que un comité de pactos escuchará en Madrid la opinión de los candidatos y que la decisión la adoptará la Ejecutiva nacional

FuenteEuropa Press
Igea durante su comparecencia este lunes en Valladolid / EP

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, ha subrayado este lunes de que «todas las opciones están abiertas», pero ha advertido de que el proceso de negociación para la formación de un nuevo Gobierno autonómico «va a ser muy largo».

En una rueda de prensa celebrada un día después de las elecciones autonómicas, municipales y europeas, Igea ha defendido que los ciudadanos de la Comunidad han optado por «la moderación» y «el centro» huyendo del «sectarismo» que, a su juicio, representan dos opciones como Vox y Podemos, con un único procurador cada una.

En cuanto al periodo de negociación que se abre para la formación del nuevo Gobierno y en el que Cs tiene la llave, ha explicado que se coordinará desde un comité constituido en Madrid por los secretarios general, de Organización, de Acción Institucional, de Programas y de Comunicación, el cual mantendrá una «comunicación diaria» con los candidatos regionales a la hora de llevar a cabo las negociaciones, si bien la decisión sobre posibles pactos corresponderá a la Ejecutiva del partido.

Respecto a la posibilidad de que los 13 procuradores obtenidos por Cs en las Cortes apoyen para presidir la Junta al socialista Luis Tudanca o al ‘popular’ Alfonso Fernández Mañueco, Francisco Igea ha recalcado que encima de la mesa estarán sus propuestas para un «cambio real» en la Comunidad, como el fin de los aforamientos y del «clientelismo» en pro de la regeneración democrática, así como un programa de corte «liberal» en lo económico.

Asimismo, ha subrayado que en este proceso, del que ha insistido en que será «largo e intenso», no tendrán ningún peso «las ambiciones personales», de modo que «cualquier líder que ponga por encima las ambiciones personales, se equivoca profundamente».

«Centro y moderación»

A su juicio, los votantes castellanoleoneses «no se han inclinado por un bloque de izquierdas ni de derechas», sino «por una reforma real conducida desde el centro y la moderación». En este sentido, ha explicado que el PP ha recibido, tras 32 años en la Junta, un mensaje «claro y rotundo», pero ha advertido al PSOE de que «no ha habido un apoyo ni claro ni rotundo a un bloque de izquierda».

«La sociedad ha pedido un cambio desde el centro, ha pedido reforma, acabar con el clientelismo y la soberbia, ha pedido muchas cosas que hay que saber leer», ha defendido Igea, quien se ha comprometido a que cuando se alcance un pacto, «los ciudadanos lo entenderán». En cualquier caso, ha recalcado que un hipotético acuerdo pasará por «programa, reformas y medidas» y no por nombres ni personas.

Francisco Igea ha ironizado con la dificultad de la negociación a la hora de poder pactar con el PP y hablar de regeneración o de «pactar con el PSOE y hablar de igualdad».

Por lo que se refiere a posibles «cordones sanitarios al PSOE», Francisco Igea lo ha circunscrito a «la desigualdad» entre españoles, al «supremacismo» o a los que «pactan indultos», por lo que si el candidato socialista, Luis Tudanca, quiere llegar a un acuerdo con ellos, «tiene que tenerlo claro y empezar a decir cómo defender la igualdad entre españoles».

«La soberanía nacional no se discute, PP y PSOE saben que no aceptaremos de ninguna manera la desigualdad», ha recalcado, tras lo que ha apostado por defender una financiación «justa» para todas las comunidades o los elementos «incontrovertibles» del Estado de Derecho, como la Constitución o el respeto a la independencia judicial, cuestiones «tan esenciales» que espera que el Partido Socialista de Castilla y León las defienda.

Lista más votada

En cuanto al hecho de que el PSOE haya sido la lista más votada, Francisco Igea ha rechazado que eso vaya a tener algún peso, ya que como ha recordado, se trata de un sistema «parlamentario» en el que «hay que sumar mayorías», pero sí ha recordado anteriores declaraciones del candidato ‘popular’, Alfonso Fernández Mañueco, en las que apostaba por dejar gobernar a la lista más votada.

«Esto lo decía el señor Mañueco hace dos semanas antes de ser de centro, si mantiene ese criterio el asunto se ha acabado», ha ironizado el candidato naranja, que no ha descartado incluso la posibilidad, a preguntas de los periodistas, de que fuera Ciudadanos el que finalmente asumiera la Presidencia de la Junta.

«Nuestra intención es asegurar la gobernabilidad, pero mantendremos nuestro acuerdo con los ciudadanos, sin entrar en una subasta de cargos», ha defendido Francisco Igea, quien ha recordado que PP y PSOE «ya han pactado en muchas ocasiones». «Ellos verán si quieren frustrar las esperanzas» de los castellanoleoneses, ha advertido.

Tras mostrarse dispuesto a llevar a cabo «cesiones en lo accesorio», pero «no en las medidas de regeneración y reforma», puesto que los ciudadanos «han dicho con claridad que esto no puede seguir así» y ha puntualizado que las circunstancias «no son las mismas» en Castilla y León que en otras autonomías como, por ejemplo, la Comunidad de Madrid.

Francisco Igea ha tachado de «irrelevante» y de «frivolidad» que en un futuro impacto influya la afinidad personal con Tudanca o Fernández Mañueco, sino que el acuerdo deberá ser «programático» y tampoco estará vinculado a las negociaciones que se lleven a cabo para la gobernabilidad de los ayuntamientos de la Comunidad. «Esto no se vende por lotes, sólo hay un paquete que es el de nuestras propuestas», ha sostenido.

El candidato de Ciudadanos ha reconocido que desde las elecciones del domingo sólo ha mantenido conversaciones «protocolarias» con los aspirantes socialista y ‘popular’, a la vez que ha admitido de que aún no hay una agenda de negociación sobre la mesa, respecto a lo cual ha defendido que «las prisas no son buenas consejeras». «32 años no son para tener prisas», ha añadido.

Por último, ha mostrado su «satisfacción» por los resultados que Cs ha obtenido en Castilla y León, tras subir en más de 60.000 votos y casi triplicar el número de escaños, mientras que a nivel municipal ha logrado 745 concejales.

No hay comentarios