Aumentar las áreas de Gobierno, requisito de Puente para revalidar el pacto

El alcalde afirma que Toma la Palabra tiene "prioridad" en la negociación pero incide en que "hay aspectos que tienen que cambiar"

FuenteIsaac Barrientos
Puente saluda a Izquierdo y a militantes del PSOE tras la victoria electoral.

Tiempo de valoraciones y de las primeras conclusiones tras la jornada electoral de este domingo. Con el crecimiento del PSOE en Valladolid (un 13 por ciento y 20.000 votos más que en 2015), Óscar Puente asumirá de nuevo la Alcaldía pero necesitará un pacto para alcanzar los catorce concejales que marcan la mayoría en el Consistorio.

Por delante tres semanas para buscar un acuerdo a través de conversaciones «en las que los que han sido nuestros socios estos años tienen prioridad», ha asegurado Puente en relación con Toma la Palabra. Sin embargo, el alcalde no ha esconcido que quiere que «algunos aspectos cambien» sobre la organización y el funcionamiento del Gobierno de la ciudad.

«Ocho áreas no pueden funcionar todo lo bien que nos gustaría en una ciudad como Valladolid, hacen falta más y tendremos que ponernos de acuerdo en ese tema», ha explicado Puente. En 2015 esa fue una de las barreras en la negociación de Toma la Palabra y también de Sí se Puede, formación que apoyó el Gobierno sin formar parte del mismo. «En aquél momento se hacían estos gestos que eran más para la galería, porque estaba mal visto estar en política, parecía que había que pedir perdón por tener un sueldo público».

Además, Puente también se ha referido a que hará falta «establecer una estructura jerárquica que funcione, donde las órdenes se transmitan bien y se ejecuten», y ha recalcado que «el peso del PSOE en el Gobierno tiene que ser mayor».

«Estas eran unas elecciones municipales puras y duras, ni una segunda vuelta de las nacionales ni otra cosa; los ciudadanos han valorado positivamente nuestra labor y nos han reconocido con su voto», ha apuntado Puente que ha incidido en que «se ha visto que mantener los gobiernos municipales de los que se llamaron como ‘ayuntamientos del cambio’ no ha sido fácil, han caído muchos como Madrid, Zaragoza o en ciudades gallegas».

Puente ha afirmado que en ningún caso se sentará a negociar el pacto de Gobierno ni con el PP ni con Vox, pero si ha dejado la puerta abierta a hablar con Ciudadanos y también al escenario de gobernar en solitario.

No hay comentarios