Pablo Fernández (Podemos): «Me preocupa que el PSOE no descarte un pacto con Ciudadanos»

El líder de Podemos en Castilla y León ha estado presente en un acto en el municipio vallisoletano junto al cofundador de la formación morada

FuenteEuropa Press / Alvar Salvador

El candidato de Podemos-Equo a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Pablo Fernández, ha expresado «preocupación» por que el PSOE no «descarte» un pacto con Ciudadanos, algo que considera que cada día que pasa parece más probable.

Fernández, quien ha participado en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Laguna de Duero (Valladolid) en un acto junto a candidatos y al cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero al que ha asistido casi un centenar de personas, ha recordado que en su organización las decisiones «siempre» las han tomado y las tomarán los inscritos, en referencia a los pactos.

En este contexto, ha asegurado que el «nudo gordiano» de todo esto es «qué el cambio» porque Cs es un partido «de derechas, cada vez más de derechas y nadie lo discute» y si se quiere conformar un gobierno de «cambio y progreso», a su juicio, «sobra en esa ecuación».

Por ello, ha expresado su preocupación por que el PSOE, después de que le interpelase «en repetidas» ocasiones en el debate celebrado este martes, no «despejase la incógnita» y no dijese que quieren hacer un gobierno con Podemos-Equo, con políticas «progresistas y de izquierdas».

«Me preocupa que no descarte un pacto con Cs», ha insistido Fernández, quien considera que «cada día que pasa se incrementa esa posible certidumbre de que tienen un pacto».

A su juicio, esto «más que un cambio» para Castilla y León, es «un mero recambio, una simple sustitución de políticas» y ha añadido que «al final» se «sabe» lo que pasa cuando el PSOE pacta con Cs, que el salario mínimo interprofesional (SMI) «sube un exiguo 1 por ciento y cuando lo hace con Unidas-Podemos un 23 por ciento».

Presencia de Podemos 

En este contexto, se ha dirigido al electorado socialista porque si quiere que en Castilla y León se tenga un gobierno que haga políticas progresistas y de izquierdas es «incontrovertible» que Podemos-Equo esté en el mismo «como garantía de auténtico cambio».

Además, ha reiterado que el hecho de que el candidato socialista y secretario general del PSOE castellanoleonés, Luis Tudanca, y el propio partido no despejen la «duda» y esté dispuesto a un gobierno con Cs «demuestra que es preciso una garantía, que haya un ancla que permita un viraje de las políticas en Castilla y León y esa garantía son ellos».

Fernández ha afirmado que «después de singladura de cinco años» en la que considera que han demostrado que «de verdad» son herramienta «al servicio de la gente» y que han logrado «echar a Rajoy de la Moncloa, la mayor subida del SMI» y si han demostrado se pueden cambiar las cosas es porque «es un proyecto coral y plural» y ha señalado como persona «fundamental» de ello a Juan Carlos Monedero, con el que ha compartido acto.

Así, considera que al final de la campaña «las posturas están muy calaras, diáfanas», la de las derechas «que se traduce en precariedad, desigualdad, despoblación y exilio» o la del PSOE, «un partido veleta, que vive inmerso en el baile de la yenka, que da un paso a la izquierda en la campaña y la precampaña y cuatro a la derecha cuando pasan elecciones.

Pablo Fernández ha asegurado que afrontan la recta final con la esperanza de que «un cambio real es posible» en Castilla y León tras 32 años de gobierno del PP, «de precariedad, desigualdad, de pobreza y exilio» y ha confiado en la movilización masiva del electorado progresista.

Monedero en Laguna de Duero: “El hemiciclo se ha convertido en un hemicirco”

No hay comentarios