Celebración mirando un mes al futuro y 140 años por el retrovisor

El PSOE celebra en su sede local en Valladolid los resultados logrados tanto a nivel nacional como en la provincia

FuenteIsaac Barrientos
Caballero, Escarda, López, Izquierdo y Barba celebran la victoria electoral.

Noche de alegrías, celebración y abrazos en la sede del PSOE de Valladolid. No es para menos, después de 33 años los socialistas han vuelto a ser la primera fuerza en la provincia y eso ha ocurrido en un contexto positivo a nivel autonómico y nacional, con la victoria global del partido que lidera Pedro Sánchez.

Pero la cautela con el presente y la ambición hacia el futuro han marcado las intervenciones de los dirigentes socialistas, que se han dirigido al centenar de militantes e interventores que han acudido a la sede de Santa Lucía para compartir la velada electoral entre la euforia.

“Vamos a continuar gobernando este país gracias a todos vosotros, al esfuerzo que habéis hecho los militantes”, ha comenzado Javier Izquierdo, cabeza de lista al Congreso por Valladolid. Izquierdo ha reclamado a los asistentes “celebrarlo hoy pero no os olvideis que dentro de un mes tenemos unas elecciones que son tan importantes o más que estas”.

En la mirada de Izquierdo al futuro también había espacio para recordar el pasado del partido más antiguo de la democracia española, “que dentro de tres días cumple 140 años de historia, y como dice Pedro Sánchez, que mejor manera de celebrarlo que ganar hoy y la próxima”.

Durante su intervención, Izquierdo y los presentes miraban con el rabillo del ojo a la pantalla que aguardaba encendia en la otra punta de la sede, impacientes por escuchar al inquilino de la Moncloa. La secretaria provincial del partido y alcaldesa de Medina del Campo, Teresa López, advirtió que si Sánchez aparecía en pantalla para valorar el resultado electoral, todo lo demás pasaría a un segundo plano, porque ahora Sánchez maneja el reloj socialista con pulso firme.

“La España que queríamos es la España que quería la mayoría de los españoles; se demuestra que es un país de gente moderada, gente cuerda, y lo que hacía falta era una victoria del PSOE, un triunfo sin paliativos, contundente, fuerte”, ha destacado López, que ha incidido en que el éxito socialista se ha propagado por “la mayoría de los municipios y eso nos va a permitir que el próximo mes tengamos un resultado de alegría, porque hemos ganado una batalla pero hay que seguir peleando”.

Por su parte, el senador electo, Manuel Escarda, ha recalcado que los socialistas esperaban “este resultado y la ciudadanía ha valorado nuestro proyecto, ha desistido de la crispación y la mentira; como apostamos en los años 80 y ahora también para seguir avanzando en la sanidad, la educación pública y unas pensiones dignas”.

Cuando una velada marcha bien, todo sale rodado. Después de un buen serial de fotos y abrazos, para que todos los presentes tuvieran su instante de acariciar el éxito de los candidatos, emergió en la pantalla el líder, para evocar aún un mayor entusiasmo. Ahora llegarán los pactos, los acuerdos, “a ver qué pasa con la gobernabilidad”, como recordaba algún concejal del Ayuntamiento de Valladolid presente, que ya tienen buena inercia de gobernar con cintura y mano tendida.

 

No hay comentarios