Un día inolvidable

De Frutos no esconde lo nervioso que estaba antes de debutar en Primera el pasado domingo

FuenteRedacción
Jorge de Frutos en su debut en San Mamés. Fotografía: LFP
loading...

El extremo segoviano del Real Valladolid, Jorge de Frutos, disfrutó de sus primeros minutos en Primera División el pasado domingo y en San Mamés. Un debut que le pilló por sorpresa, aunque que no por eso deja de ser “inolvidable”. “Se lo tengo que agradecer al míster y al Real Valladolid porque para mí es un sueño haber debutado en Primera División”, indicó este martes en sala de prensa.

El futbolista a préstamo por el Real Madrid entró por vez primera en una convocatoria y Sergio González creyó a bien que entrase en la segunda mitad por el costado derecho. Sus primeros minutos con la elástica blanquivioleta, los cuales han llegado, según dijo, gracias al trabajo. “Estoy muy contento y con mucha energía para seguir. Sabía que no me iban a regalar nada y que tenía que trabajar. Tenemos una gran competitividad en el equipo. Al final, con trabajo he conseguido la confianza del míster”, comentó.

De Frutos reconoció, de este modo, que salió al terreno de juego un poco nervioso, pero controló bien esas emociones “con los primeros balones”. “Son los más difíciles. Toqué fácil y me supe asociar bien con Pedro. Al final salió un buen partido y conseguimos un punto muy importante”.

Una participación durante la que experimentó el sustancial cambio de nivel respecto al que estaba acostumbrado en Segunda B. “El nivel es altísimo. El ritmo de juego de la pelota es mucho más alto que en Segunda B. Me ha costado un poco adaptarme, pero ya estoy en plenas condiciones”, agregó.

De Frutos consideró que está plenamente adaptado al ritmo de juego de Primera y que puede aportar sus principales cualidades: “la velocidad y el desborde”. “Puedo revolucionar el partido si está atascado con balones al espacio”, declaró el extremo, quien se mostró convencido de que el Real Valladolid logrará los tres puntos este sábado ante la SD Eibar y en Zorrilla.

“Tenemos que seguir jugando como lo estamos haciendo, teniendo la pelota. A lo mejor nos falta un poco más de convicción en ataque. Tenemos estar tranquilos y yo creo que este fin de semana llegarán los tres puntos aquí en casa”, añadió.

También, y para concluir, fue preguntado por su visión del Real Valladolid como institución desde dentro y dejó claro que “el Club es como una pequeña familia”. “Estamos todos muy unidos y luchamos todos por el mismo objetivo desde la parte de arriba hasta el último jugador y componente del equipo”, sentenció.

No hay comentarios

Dejar respuesta