El Real Valladolid toma impulso asaltando al Espanyol

Los de Sergio González supieron esperar su momento en el partido para sumar la segunda victoria de la temporada

FuenteRedacción
Fede San Emeterio ante el Espanyol (Foto: LaLiga)
loading...

El Real Valladolid ha sumado este domingo su segunda victoria de la temporada que lo sitúa con nueve puntos tras siete fechas. Lo ha logrado a domicilio y en el RCDE Stadium a lo largo de un encuentro en el que supo morder, contemporizar y sujetar las embestidas del adversario. Míchel, de penalti, inauguró el marcador (minuto 25) y Óscar Plano lo selló con el partido a punto de expirar. Antes, el RCD Espanyol de Barcelona se quedó con diez por la expulsión del ex blanquivioleta Calero.

Un encuentro que ambos equipos alcanzaban con similares estadísticas, aunque con el Espanyol de Barcelona más acuciado por verse en puestos de descenso y ser el único equipo de La Liga que, tras seis jornadas celebradas, no había conseguido puntuar en su propio feudo, donde desde el principio se mostró atenazado.

El Real Valladolid era consciente de ello y fraguó una posesión larga en los primeros compases del partido. Así, cerca estuvo de inaugurar el marcador tras macerar la basculación. Un cambio de orientación de Míchel encontró a Sandro, quien realizó un control orientado magistral para colarse en el área desde el costado izquierdo. Su disparo, no obstante, pasó a escasos centímetros del palo izquierdo. Ocasión a la que el Espanyol respondió unos cinco minutos más tarde una vez se desquitó de la presión inicial.

Mejoró su presión a los centrocampistas blanquivioleta e hiló varias jugadas por el costado derecho que acabaron rematadas por Calleri; la primera de ellas, sobre el minuto ocho, fue repelida por la madera. El Real Valladolid, pasado el chaparrón, se parapetó bien y esperó con paciencia su oportunidad para sorprender con espacios, como así consiguieron Sandro y Toni.

El canterano robó la pelota, combinó con Sandro y éste le devolvió al corazón del área. Su tiro, bien intencionado, lo despejó a la esquina Diego López con una providencial parada. Parecido calificativo se podía poner a la que el portero blanquiazul realizó al remate de cabeza en el primer palo del saque de esquina posterior. Pero la jugada ya estaba invalidada por un manotazo de Víctor Sánchez a Óscar Plano que Cuadrá Fernández marcó como penalti.

Míchel acudió a la cita de los once metros. Engañó al veterano cancerbero y ajustó su lanzamiento a la derecha para adelantar al Real Valladolid cuando se habían alcanzado ya los primeros veinticinco minutos de partido. Un tanto que, como se pudo comprobar con el devenir del primer acto, argamasó la confianza de los hombres de Sergio González.

Jugaron con más aplomo y contabilizaron varias llegadas de peligro hasta que se alcanzó el tiempo de descanso. Primero, alrededor del minuto 35, Nacho culminó una posesión larga con un centro-chut que Sergi Guardiola no alcanzó. Sandro, después y en el 42, tuvo una nueva ocasión, pero Diego López volvió a mostrarse infranqueable.

Oportunidades que no despidieron la primera mitad, sino que fue el Espanyol el que rondó las tablas en el tiempo de descuento, pero Kiko Olivas estuvo atento para evitar el tópico del mazazo psicológico del filo del descanso. Tras el paso por los vestuarios, el conjunto local recuperó la viveza y el ansia por maniatar a su oponente, un Real Valladolid que se juntó en campo propio y trabajó para taponar su mayor dominio.

Pronto lo demostraría con varias llegadas con Pedrosa y Darder como protagonistas, aunque la más clara fue la que, sobre el minuto 61 protagonizó de nuevo Carelli. Recibió dentro del área, se dio la vuelta y cruzó su disparo, pero Masip estuvo ágil y sacó una buena mano a ras de hierba.

El Real Valladolid estaba aculado y en alerta constante. Eran los mejores minutos blanquiazules, aunque finalmente no tuvieron premio después de que Calero fuese expulsado tras secar a Guardiola cuando actuaba de último defensor. Míchel botó la falta y el recién entrado Joaquín lo cabeceó a la red, aunque el VAR detectó fuera de juego y no concedió un gol que hubiese sentenciado el duelo a falta de unos veinte minutos para su conclusión.

Último tramo de un choque que el Real Valladolid supo controlar pese a los arreones locales y que mató cuando estaba a punto de finalizar, en el minuto 94. Óscar Plano disparó con la zurda al fondo de las mallas una dejada de Ünal que establecía el 0-2 y sellaba un gran triunfo para los blanquivioleta, quienes recibirán el próximo domingo al Atlético de Madrid (Zorrilla, 16,00 horas) con nueve puntos en su zurrón.

No hay comentarios

Dejar respuesta