Un oro mundialista, de China a Valladolid

NoticiasCyL charla con Javier Hernández Bello, preparador físico de la Selección Española de Baloncesto que el pasado domingo consiguió proclamarse campeona del mundo tras barrer en la final a Argentina por 95-75 en China

FuenteAlvar Salvador
Javier Hernández Bello. Fotografía cedida a NoticiasCyL por Javier

Amante del deporte, como no podía ser de otra manera, de la música y de la comida, con el sushi como plato favorito. Esos son los hobbies de Javier Hernández Bello, un vallisoletano, aunque en su DNI ponga que es de Bilbao como él mismo nos confiesa, que se ha colgado el oro mundial en China tras el brillante triunfo de los chicos de Scariolo en la final contra Argentina.

Bello ha ejercido, a  sus 47 años, como preparador físico de una Selección Española de Baloncesto que ha vuelto a sacar su gen competitivo en los momentos claves con un baloncesto basado en la fe y en el grupo con el equipo, en mayúsculas, como piedra angular.

Hablamos con él pocas horas después de su llegada a la capital del Pisuerga tras unos días de celebración después del trabajo bien hecho.

P. Javier Hernández Bello es un bilbaíno que, sin embargo, está muy ligado a Valladolid. Realmente se siente vallisoletano.

R. Yo realmente soy de Valladolid. En mi DNI pone Bilbao porque mis padres estaban trabajando allí cuando nací. Toda mi carrera, EGB y Bachillerato la he hecho en Valladolid.

P. Ahora trabaja como preparador físico en el Club Baloncesto La Flecha pero pasó además por el Club Baloncesto Valladolid desde el año 2000.

R. La carrera amplia en ACB la he hecho con el Club Baloncesto Valladolid. Ahora estoy echando una mano a Roberto en La Flecha.

Bello con Llull. Imagen cedida por Javier a NoticiasCyL

P. Compaginó este trabajo con el de preparador en las categorías inferiores de la Selección además.

R. Muchos veranos estuve con las categorías de formación. Desde la escuela de formación, que ahora se llama de otra manera, hasta participar con la U-16, U-18 y U-20 en unos cuantos campeonatos de Europa.

P. Y de ahí, el salto al combinado nacional absoluto. ¿Cómo se produce y cuándo?

R. Se produce hace dos veranos. Estaban las ventanas FIBA, hacía falta un preparador físico y me llamo Sergio Scariolo. Le di el sí. Estuve el año yendo a las cuatro ventanas que faltaban y me llamó para formar parte del staff para el Mundial.

P. ¿Cómo ha vivido este Mundial en el que a priori España no partía como favorita sobre todo por las ausencias?

R. Ha sido una experiencia increíble. Puede que no tuviéramos, uno a uno, los mejores nombres pero como equipo teníamos claro que éramos de los mejores y que podíamos optar a cualquier cosa. Son jugadores que han disputado muchas finales y semifinales y ese gen competitivo que tienen, en los momentos decisivos lo sacan, como han hecho en este Mundial.

Imagen: @NPhoto-AlbertoNevado/ Flicker de la Federación Española de Baloncesto

P. ¿Cómo era el ambiente entre los jugadores? ¿Es realmente tan bueno como desprenden tanto dentro como fuera de la pista?

«Este es un grupo al que se le puede llamar familia»

R. Siempre digo que si en pretemporada pones las declaraciones de jugadores de hace 10 años todo el mundo dice lo mismo: “Lo importante es el primer partido”, “Lo importante es hacer grupo”… son como clichés que se van repitiendo.

En estos años que llevo este es un grupo al que se le puede llamar familia porque es una familia como tal. Ellos vienen a la Selección quitándose de sus vacaciones, ganando poco dinero, y lo hacen porque disfrutan, se lo pasan bien y sienten que son una familia. Esa es la clave.

P. ¿Quién es el jugador que más le ha sorprendido durante el Mundial?

R. El 80-90% de los jugadores de la Selección los había tenido en categorías inferiores. Conocía prácticamente a todos. Lo que me ha sorprendido es el carácter competitivo. Que llegue el día D a la hora H y digan: “Este partido lo tenemos que ganar sí o sí”. Que salgan a la pista y lo hagan cueste lo que cueste. No te puedo decir solo una persona. Son muchas. Los Marc, Rudy, Llull y Ricky Rubio pueden ser jugadores que tiran del carro, junto a Claver, pero el conjunto es la clave.

P. ¿Cómo se prepara físicamente a los Rudy Fernández, Marc Gasol, Ricky Rubio y compañía?

R. La diferencia con el club es que ellos tienen sus preparadores físicos que les tratan todo el año. Lo primero que hay que hacer es ser humilde, hablar con ellos, y saber qué tipo de trabajo están haciendo para, a partir de ahí, adaptarte. Es lo que hemos hecho.

Cada jugador ha sido tratado de forma individualizada. Cada uno ha tenido sus necesidades y problemas y el objetivo era llegar al final. La ayuda de los preparadores físicos de sus clubs ha sido muy importante para que el tiro estuviera más guiado y supiéramos qué hacer. Luego, cada uno le da su toque y criterio.

P. ¿Y de Scariolo qué me diría?

«Scariolo está a otro nivel»

R. Scariolo está a otro nivel. Es un entrenador que lo ha ganado todo. Es campeón del mundo, de Europa, subcampeón olímpico, campeón de la NBA… Es difícil ganar un campeonato de casualidad pero que todos los equipos en los que esté tengan éxito es por algo. Es un gestor de grupo magnífico. Reparte los roles de una manera increíble, tanto con jugadores como con el cuerpo técnico. Exige mucho pero trabaja mucho. No pide más de lo que exige, al final.

Scariolo. Foto:@NPhoto-AlbertoNevado / Flicker Federación Española de Baloncesto

P. Un septiembre dorado para usted.

R. Sí. Aún estoy asimilándolo. Estar con estos jugadores y conseguir esto es único. Nadie sabe si se va a volver a conseguir. Es una cosa realmente complicada y más estando Estados Unidos que es una potencia que domina este deporte. Es realmente difícil ser campeón del mundo.

España escribe otra página dorada conquistando su segundo Mundial de Baloncesto

No hay comentarios

Dejar respuesta