Osasuna frustra un regreso victorioso a Zorrilla

El Pucela se adelantó con un gran gol de Hervías de falta directa pero Ibáñez empató en el tramo final

FuenteIsaac Barrientos

Volvía el fútbol a Zorrilla en la cuarta jornada de Liga y el Real Valladolid quería brindar a su afición un triunfo en el retorno y confirmar las buenas sensaciones del comienzo de temporada.

Con la emoción de estrenar los cambios en el estadio, el nuevo césped, el pantallón y un área técnica que es casi como las áreas de los porteros; el Pucela salió al partido con decisión. En 5 minutos el Valladolid ya trasladó su arenga hasta la portería de Osasuna, con un disparo de Ünal y los centros de Waldo.
Pero la más clara del comienzo del encuentro fue para Osasuna, con un doble remate al palo que sobrecogió por primera vez a Zorrilla.

El juego pasó casi desapercibido durante buena parte del primer tiempo, con los equipos contemporizando en el centro del campo. Osasuna era quien lograba las ocasiones más incisivas, especialmente en el minuto 35, cuando Masip tuvo que emplearse a fondo para despejar un disparo a bocajarro.

El tedio de los primeros 45 minutos lo quiso despejar el equipo de Sergio González que salió con otro hambre del vestuario. Ünal centró y Guardiola se lanzó en plancha para rematar, pero el balón acabó el poste por fuera.

El partido continuó en un ritmo que beneficiaba más a Osasuna que a los locales y Sergio adelantó los cambios, dando entrada de golpe a Hervías y Alcaraz por Michel y Waldo en el minuto 62.

En el primer balón que tocó Hervías buscó desbordar por velocidad y fue derribado. Él mismo quiso asumir el golpeo de la falta, lejana, y se sacó de la chistera un disparo sensacional, que se acomodó en la escuadra de la portería de Rubén y marcó el 1-0. El asombro en las gradas de Zorrilla se disimuló con el estallido de alegría.

El gol dio confianza y temple al Pucela, que siguió buscando el segundo tanto que sentenciara el partido. Sin embargo, Osasuna golpeó cuando quedaban 10 minutos de partido, con una incursión hasta la línea de fondo de Ávila que centró para el remate de Rober Ibáñez que superó a Masip y empató el partido.

Sergio González ultimaba el cambio de Joaquín para reforzar el espíritu defensivo del equipo pero el gol obligó a que entrara al campo Sandro en sustitución de Ünal. En el tiempo añadido fue Osasuna quién tuvo las ocasiones más claras, mientras el Pucela veía como se ahogaba una victoria que tenían en la mano.

Las mejores imágenes del Real Valladolid – Osasuna

No hay comentarios

Dejar respuesta