El CPLV comienza la semifinal con crueldad en la prórroga

El conjunto masculino cedió en el primer encuentro de semifinales ante Molina Sport (6-5), lo que le obliga a ganar el segundo y tercer partido para jugar la final

FuenteRedacción
CPLV-Molina (Foto: CPLV)

El CPLV cedió en el primer encuentro de su eliminatoria de semifinales ante el Molina Sport en la pista del Polideportivo Carlos García San Román en Las Palmas de Gran Canaria. Los vallisoletanos tuvieron en su mano el primer triunfo que les hubiese acercado a una nueva final, pero acabaron sucumbiendo en la prórroga ante uno de los conjuntos más en forma de este final de temporada. Eso obliga al CPLV a ganar primero el próximo sábado, 12 de mayo, en Canterac para forzar el tercer y definitivo encuentro, que también se jugaría en Valladolid, el mismo domingo.

El encuentro en Las Palmas estuvo marcado por el físico y por la dureza de los canarios, que acabaron tomando ventaja en estas semifinales gracias a un gol de Eduard Requena en el tiempo extra, cuando el partido había acabado con un 5-5 (con gol canario sobre la bocina) que habla de la importancia de los ataques.

Los pucelanos, que ya viajaban con los justos, vieron cómo Marcos Pérez acudía a Las Palmas con mucho dolor en un abductor, tras un mal gesto en la previa al partido. Aun así fue de la partida en un encuentro que se puso de cara al minuto y medio, cuando Kyle Novak lograba batir al checo Adam Schejbal. Parecía que se podía repetir lo visto en la Copa del Rey, cuando el CPLV se impuso en las semifinales tras un choque muy disputado. Los canarios volvieron a demostrar su buen momento, dando la vuelta al marcador en 11 minutos, los que tardaron en marcar Jacob Ternemyr, con uno más; Pawel Zasdny y Eduard Requena.

Con 3-1 se llegó al descanso y el partido se ponía cuesta arriba, pero los de Ángel Ruiz volvieron a empatarlo, con tantos de Marcos Pérez y Dani Díez, en sendos power-play. Incluso se colocaron de nuevo por arriba, gracias a un cuarto gol de Marcos Pérez. Los últimos 10 minutos tuvieron de todo, el 4-4 con uno más de Carl Lindell y la rápida respuesta de Dani Díez casi nada más sacar de centro con el 4-5.

Quedaban 9 minutos por jugarse y el CPLV empezó a hacer lo que más le gusta, controlar la pastilla y desesperar al rival. Lo hizo a la perfección hasta el último minuto. Realmente hasta los últimos segundos, ya que a 10 del final una pérdida del disco permitió a Molina armar un ataque en superioridad y anotar por medio de Lindell. El encuentro se fue a la prórroga, en la que una acción de Tenemyr la concluyó Requena cuando quedaban 2 minutos. El gol de oro dio el primer triunfo a Molina y obliga a CPLV a no fallar el próximo fin de semana.

Repetición del final del Tucans-Panteras

Por otro lado, tras una reclamación del CPLV, esta mañana se ha jugado de nuevo el final del Tucans-Panteras. El sábado solo se disputó una prórroga, cuando la normativa dice claramente que deben ser dos. Hoy se ha jugado esa segunda prórroga y de nuevo el partido se ha ido a los penaltis, en los que Tucans ha anotado dos por ninguno del CPLV, por lo que las vallisoletanas quedan definitivamente eliminadas y será Tucans quien juegue la final de la Liga Elite.

No hay comentarios