Lo que pudo ser y no fue

El tanto anulado a Kiko Olivas, un jarro de agua fría

Kiko Olivas celebra el gol que sería finalmente anulado.

Como ya ocurriera en Sevilla, Valencia (en el choque ante el Levante), o recientemente ante el Real Madrid, también en Zorrilla, aunque en esta ocasión con acierto todo hay que decirlo, el VAR volvió a ser cruel con un Real Valladolid que llegaba con muchas necesidades al choque ante la Real Sociedad tras la victoria del Celta de ayer.

Con 1-1 y cuando corría el minuto 84 de partido en el santuario blanquivioleta, el gol de Kiko Olivas, con la secuencia de la celebración que les dejamos al final de estas letras, llevaba el júbilo, el éxtasis y la alegría más supina a toda la afición pucelana que veía como una buena parte de la permanencia se podía sellar en esta tarde de domingo.

Sin embargo volvió a entrar en juego la pesadilla del Pucela. Desde el pinganillo, Alberola Rojas recibió indicaciones de los colegiados que se posicionan frente a la pantalla para apreciar anomalía alguna que pase desapercibida para el señor colegiado. Pues bien, tras verlo en la pantallita, el gol del central del Pucela no subió al marcador.

De esos 32 puntos y dejar a 4 a Celta a los 30 con los que acaba el conjunto de Sergio tras el empate debido a ese gol anulado a Kiko Olivas por fuera de juego posicional de Óscar Plano que enfureció también al alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

El primer edil publicó los siguientes 3 tuits en la red del pajarito:


Como el alcalde, la afición también salió muy enfadada con el colegiado y el VAR.

Lo que pudo ser y no fue para el Real Valladolid.

Otro jarro de agua helada para el Pucela con el VAR

Las mejores imágenes del Real Valladolid – Real Sociedad

Sergio: “Nos vamos a mantener neutros con el VAR”

Zorrilla, siempre fiel al Real Valladolid… pese a la lluvia

No hay comentarios