Las personales lastran al BSR Valladolid

Imagen de archivo. Fotografía: BSR Valladolid

El Fundación Grupo Norte pudo aguantar el envite del Bidaideak Bilbao los dos primeros cuartos, con un buen juego colectivo, una seria defensa e intensidad y fluidez en ataque, que le permitió mantener a raya al rival, y eso a pesar de que se cometieron varios fallos en los lanzamientos, pero la acumulación de faltas personales lastró su capacidad de reacción y acabó con sus opciones tras la reanudación.

Los vallisoletanos salieron con ganas a la cancha y supieron controlar la velocidad en el juego impuesta por el cuadro visitante y zafarse de su organizada defensa, gracias a la buena dirección y la visión de Maxi Ruggeri y del buen planteamiento ofensivo, aunque se dejaron muchos puntos en el camino al iniciar esa faceta con muchos errores, lo que decantó la balanza del lado de los vascos tras el primer cuarto (14-16).

Asier García se convertía en el referente indiscutible de su equipo, pero también Lorenzo y Turek tuvieron un gran protagonismo, ante un rival que luchó con coraje y que estuvo por delante en el marcador durante varios minutos, pero que pagaba cara la presión en defensa con faltas personales, ya que Hadiazhar y Lalo Prieto, piezas clave del equipo vallisoletano, se cargaron con cuatro de manera temprana. Eso frenó la iniciativa de los locales, que cedieron de nuevo terreno antes de llegar al descanso (28-31).

En la segunda mitad, la salida de Avendaño terminó de otorgar el dominio al conjunto vasco, que defendía con gran intensidad sin sumar tantas faltas, lo que bloqueó el juego ofensivo del conjunto morado, a pesar de que la salida de Isa López a la cancha aportó más frescura. Así, la diferencia alcanzó los diez puntos al término del tercer cuarto (41-51).

Ya en el último, los vasco pusieron tierra de por medio, aprovechando las dificultades de los locales para poder defender con fuerza, y ampliaron la renta hasta los veinte puntos (42-62), que los de José Antonio de Castro lograron recortar en los últimos compases, gracias a un nuevo arreón y a una cierta relajación del Bidaideak, para dejar el resultado en el definitivo 56-69.

No hay comentarios