El Valladolid perdona y acaba goleado ante el Madrid

El Pucela falló un penalti y vio como el VAR le costaba dos goles anulados para caer con dureza en la segunda parte y perder por 1-4

FuenteIsaac Barrientos
Luka Modric redondea la goleada con el cuarto tanto

Ambiente de día grande, lleno en Zorrilla, temperatura idónea y todo listo para vibrar con un partido trascendental. El Pucela respondió a la expectativa y arrancó como un vendaval. Odriozola derribó a Plano dentro del área, pero el punto de penalti esta temporada es fatídico para los blanquivioletas y Alcaraz mandó el golpeo muy alto sobre la portería de Courtois.

En el minuto 14 el Pucela volvió a dar nuestra del buen comienzo, con una gran jugada de Keko que centro al segundo palo para el gol de Guardiola, pero el árbitro lo anuló tras consultar con el VAR por fuera de juego.

En el minuto 18 el Pucela marcó de nuevo pero el tanto no subió al marcador, jugada de estrategia en el córner que remata Guardiola pero se señalizó fuera de juego.

Un penalti fallado y dos goles anulados en 20 minutos. El Pucela zarandeaba al Madrid y la afición clamaba indignada por no ver a su equipo por delante.

Se pueden aplicar infinidad de refranes para el éxito que llega tras la persistencia y los fracasos encadenados. Así le ocurrió al Pucela cuando en el minuto 28 Anuar culmino una gran jugada y tuvo la fortuna que no habían logrado sus predecesores. La afición celebró con sorna cuando el tanto subió al marcador.

Pero también el refranero le pone peros a la alegría en casa del necesitado. Poco más de cinco minutos le duró la delantera al Valladolid, que vio como en un córner Nacho ganaba el salto a Masip y Varane remataba a placer para lograr el empate.

La segunda parte comenzó con toda la crueldad posible, en el minuto 50, la moneda de los penaltis dio la vuelta y ahora fue Plano el que llegó tarde a un cruce con Odriozola dentro del área y el colegiado señaló un penalti antes el que había poco margen para la protesta. Benzema no perdonó, engañó a Masip y adelantó al Madrid desde los once metros.

El delantero francés volvió a tumbar la moral local con el tercer tanto en el minuto 60, al ganar el corazón del área en un córner y rematar a placer para ajustar el cabezazo al poste y hacer imposible la parada para el Masip y marcar el 1-3.

El Valladolid empujaba de nuevo con energía llevado por el aliento de la grada, y con Verde aportando el entusiasmo característico del italiano en la recta final de los partidos. A falta de diez minutos Casemiro cometió un error y vio la segunda tarjeta amarilla. El Pucela afrontaba el tramo final con dos goles de desventaja pero un jugador más sobre el césped.

Pero el 10 de marzo ha sido un día descorazonador para el Pucela y aún con uno menos, Modric en una soberbia jugada personal regateó en el área con calma y disparó cruzado para marcar el cuarto del Madrid. El éxodo vacío buena parte de las gradas de Zorrilla, con miles de aficionados lamentándose por como su equipo había desaprovechado una opción de lujo de tumbar al equipo que lleva más de mil días dominando Europa pero que atraviesa un bache histórico.

Las mejores imágenes del Real Valladolid – Real Madrid

No hay comentarios