El Atlético Valladolid no encuentra su estabilidad

Los de David Pisonero cayeron 31-29 ante Benidorm.

Fotografía: Jaime Alvado Such.

2019  El Recoletas Atlético Valladolid perdió en su visita al BM Benidorm (31-29) en la 20ª jornada de la Liga Asobal. Los gladiadores azules sufrieron con la fortaleza defensiva de los alicantinos, que ya en la primera parte alcanzaron una renta de 8 goles. Una desventaja que los de David Pisonero ya no pudieron remontar en una segunda parte en la que mejoraron, pero no lo suficiente como para dar la vuelta al marcador.

Con esta derrota el Recoletas Atlético Valladolid se mantiene con 17 puntos y pierde la novena plaza, que vuelva a manos del BM Benidorm, que ahora supera a los gladiadores azules en la tabla con dos puntos más.

Con su triunfo, el BM Benidorm consumó su venganza y devolvió al Recoletas Atlético Valladolid la dolorosa derrota de la primera vuelta. En esta ocasión, de nuevo la defensa fue la gran protagonista. Pero esta vez fueron los de Zupo Equisoain los que maniataron a los gladiadores azules, con una defensa durísima, en muchas ocasiones al límite, y que recibió el castigo de 7 exclusiones. Pero este riesgo tuvo su premio y frenó en seco a los vallisoletanos, sobre todo en una primera parte en la que no pudieron encontrar ni huecos ni lanzamientos ante la ruda defensa local.

Tampoco funcionó la defensa vallisoletana, una de las armas preferidas por Pisonero, y el equipo encajó 18 goles en los primeros 30 minutos. Y el 18-10 del descanso mediatizó el resto del choque. Esa desventaja fue una barrera demasiado grande para un Recoletas Atlético Valladolid que mejoró su actitud ofensiva en la segunda mitad, 13-19 de parcial en este tramo, pero que no fue suficiente. Los de Pisonero apretaron sin descanso pero su empujón final llegó a cinco minutos del final, pero con el BM Benidorm con una ventaja suficiente para llevarse la victoria.

La defensa del BM Benidorm comenzó a imponer su fortaleza muy pronto, a partir del minuto 10 de la primera parte (7-4). La muralla levantada por los alicantinos fue convirtiéndose en un suplicio para los gladiadores azules, incapaces de encontrar espacios ni lanzamientos claros, y el marcador comenzó a romperse (13-6, minuto 22).

Una muestra de la dureza defensiva del BM Benidorm fueron las cuatro exclusiones con la que fue castigado en esta primera parte. Pero esa ventaja numérica no sirvió al Recoletas Atlético Valladolid para recuperar oxígeno y engancharse al partido. En la recta final de la primera metida el BM Benidorm alcanzó su máxima ventaja, ocho goles (17-9, minuto 28), diferencia que se prolongó al descanso (18-10). Rubén Río, con 4 goles, fue el más acertado de los vallisoletanos, pero estuvo muy solo en la escasa producción ofensiva.

En la segunda parte el Recoletas mejoró e igualó el juego, que no el marcador. Por fin encontraron más fluidez en ataque y los goles llegaron (21-16, minuto 38). Pero el Benidorm aguantó el tipo con la buena actuación de Pablo Simonet y Jorge Luis Paván. La tercera exclusión de Carlos Grau (minuto 43) bajó el rendimiento defensivo de los locales y los vallisoletanos apretaron aunque sin bajar de los cinco goles de desventaja. Solo en los últimos cinco minutos lo logró (29-25, minuto 55) pero la remontada no pudo culminarse por falta de tiempo (31-29).

No hay comentarios