Las Panteras se juegan el play-off en Barcelona

El conjunto femenino se medirá a Tsunamis el sábado (16.00 horas). El cuadro masculino quiere mantener el pleno en Canterac (19.30 horas) ante Castellbisbal

Foto: CPLV

El CPLV afronta uno de esos fines de semana llamados intensos con enfrentamientos para sus dos principales equipos, los de la Liga Elite. Las Panteras se jugarán su plaza en el play-off por el título en su visita de este sábado (16.00 horas) a la pista del Barcelona Tsunamis; mientras que el cuadro masculino recibirá en su feudo de Canterac, también el sábado (19.30 horas) al Castellbisbal.

En casa jugará el líder de la Liga Elite masculina. Con pleno de victorias en las 13 jornadas disputadas, el CPLV quiere mantener esa condición una semana más. Para ello deberá doblegar a un Castellbisbal que no está pasando por su mejor momento. Colista de la clasificación, los catalanes solo han sido capaces de sumar dos victorias esta temporada, ambas en su feudo, ante Las Rozas y Castellón. Liam Williams, Arnau Llausí, ex del CPLV, Ian Alarcos e Imanol Carrerira, además de Xavier Álvarez, que lleva 11 goles, son algunos de sus jugadores más destacados.

Andrés Portero será esta vez el técnico que se siente en el banquillo, ya que Ángel Ruiz viajará con las Panteras a Barcelona. En principio, a expensas de ver cómo evoluciona Adel Saber, que se perdió el último encuentro, los vallisoletanos tendrán a todos disponibles para casi certificar su primera plaza a falta de cuatro jornadas para el final de la Liga regular.

Por su parte, el CPLV femenino viajará el sábado a Barcelona, donde le espera un Tsunamis que apurará sus últimos opciones de meterse entre los cuatro mejores, los que al final de la Liga regular jugarán el play-off por el título. Las vallisoletanas se desplazan con las justas para este decisivo encuentro, en el que está en juego la segunda o tercera plaza. Un triunfo certificaría la tercera y mantendría las opciones de la segunda, a expensas de lo que haga Tucans. Mientras que una derrota podría, incluso, poner en peligro la clasificación entre esas cuatro primeras, obligando a no fallar en la última jornada de la Liga en casa del Vila-Real.

Porque las Panteras, tras un enero y febrero irregular, se han quedado luchando por esa segunda plaza, que da derecho a jugar la primera eliminatoria con factor campo a favor. Pero para ello deben ganar en el feudo de un conjunto que tiene en la portera italiana Nicole Bonamino, ex del CPLV, a una de sus referencias, con reparto de goles y asistencias entre Mercé Vilaró y Laia Jornet. En Canterac, el triunfo cayó del lado pucelano por un ajustado 4-3, con un gol casi sobre la bocina de Sara Díez.

No hay comentarios