Dos hermanos que rompen barreras en el Atlético Valladolid

Los jóvenes hermanos Martínez Lobato consolidan su proyecto de futuro con el Recoletas Atlético Valladolid.

FuenteRedacción
Álvaro y Miguel Martínez. Fotografía: Atlético Valladolid.

Los dos hermanos Martínez Lobato, Miguel y Álvaro, continúan dando pasos adelante dentro del primer equipo del Recoletas Atlético Valladolid. El último en tener protagonismo y ayudar a los gladiadores azules ha sido Álvaro, que por fin pudo debutar oficialmente en un partido de Liga Asobal y anotar su primer gol en esta competición.

Álvaro Martínez ha podido jugar sus primeros minutos en la Liga Asobal en los dos últimos encuentros del Recoletas ante el Bidasoa Irún y el Barça Lassa. La lesión de Roberto Turrado le ha permitido volver a dos nuevas convocatorias con el primer equipo -ya suma seis en las dos últimas temporadas-. Sin embargo, esta vez pudo saltar a la pista, jugar sus primeros minutos e incluso marcar. Lo hizo en Artaleku ante el Bidasoa Irún y él lo guardará en la memoria para siempre.

“He estado convocado varias veces”, explica el propio Álvaro, “pero no llegué a jugar nunca hasta el día de Irún. Me hizo mucha ilusión, metí un gol y ayudé al equipo en lo que pude. Nunca había jugado en Asobal pero sí en derbis amistosos y en la Copa del Rey, pero esto es otra cosa”, añade.

Creo que tendré más opciones que antes”, explica sobre si podrá tener ahora más minutos en pista, “pero no lo sé, según como vaya la recuperación de Turrado y lo que decida el entrenador. Estoy a disposición del equipo para lo que sea”.

El técnico, David Pisonero, se muestra satisfecho con la ayuda de Álvaro en los entrenamientos y ahora también en partidos. “Me ha dicho que está contento con mi trabajo, que estoy progresando, cogiendo el sistema de juego, tanto ofensivo como defensivo, que confía en mí”, comenta Álvaro.

Álvaro es pivote pero ha disputado muchos minutos en la posición de lateral, pero no le importa. “A mí me gusta de pivote, pero si tengo que jugar de extremo no hay problema. Pero en un futuro me gustaría centrarme en la posición de pivote”, admite. De momento sigue aprendiendo todo lo que puede de Abel Serdio, Gastón Mouriño y el propio entrenador, que también fue pivote. “Me ayudan mucho todos, me enseñan algún que otro truquilo”.

Los dos hermanos llevan ya toda la temporada trabajando codo con codo con el resto de la plantilla profesional y el propio entrenador ya los considera “dos más de la plantilla, no es noticia ya que salgan a jugar al campo”, tal y como dijo hace unos días. La adaptación está siendo perfecta, como indica Álvaro: “Muy bien. Al principio, cuando empiezas a entrenar con ellos siempre te animan, pero ahora se nota que somos uno más del equipo, hay mucho respeto y nos llevamos bien. Somos un buen grupo”.

Sin embargo, mientras su hermano Miguel cuenta con muchos más minutos y se ha convertido en un fijo en las convocatorias a Álvaro le está costando más entrar. “Me impacienta y a la vez me motiva para mejorar y poder alcanzar al nivel. Pero vamos, ni depresión ni tristeza, tengo 19 años y confío en que los minutos llegarán tarde o temprano”, dice Álvaro.

Álvaro Martínez y su hermano Miguel son unos apasionados por el balonmano, pero también son muy conscientes de que deben compaginar el deporte con los estudios. “Me gusta mucho, me gustaría ser profesional, pero también continúo estudiando, fisioterapia, para en un futuro poder relacionar las dos cosas. Sé que el balonmano ahora no da de comer pero deseo llegar a alcanzar un alto rendimiento, pero sin dejar de lado los estudios”, comenta Álvaro.

Por último, Álvaro valora la trayectoria global del Recoletas Atlético Valladolid en esta temporada y es muy optimista. “El equipo ha tenido rachas con varios partidos que no mereció perder, pero trabaja bien a diario y sé que mejoraremos nuestra posición final. Aún quedan muchos partidos, esto es largo, terminaremos con la mala racha actual”.

“Es cierto que la lucha por entrar entre los ocho primeros se ha complicado pero confío en el equipo y sé que lo conseguiremos. Si jugamos en equipo, concentrados y con regularidad somos muy buenos. Confío plenamente en el equipo”, concluye el joven jugador.

Miguel Martínez: «Sigo cada día luchando por el puesto»

Si Álvaro pudo marcar su primer gol hace una semana, su hermano Miguel firmó en el Palau Blaugrana su mejor partido como goleador. Marcó cinco goles ante el Barça Lassa, aunque él afirma que fueron seis. “Fueron seis goles, el acta me quitó uno, pero bueno, da igual. Yo estoy contento con mi actuación, aunque no pude ayudar al equipo demasiado”, explica Miguel.

El joven hace balance de su temporada: “Me veo bastante bien en esta temporada, sigo cada día luchando por el puesto, y además estoy muy cómodo en el vestuario, siempre me están apoyando todos”. Miguel Martínez ha estado convocado en todos los partidos del equipo en Liga Asobal y en Copa del Rey, y ha marcado este curso 12 goles en Liga y 1 en Copa. La pasada temporada ya disputó 12 partidos y marcó 3 goles (1 en Asobal y 2 en Copa del Rey).

A Miguel también le da igual en qué puesto jugar mientras él siga contando con minutos y experiencia. “Soy lateral, me ponen en el extremo para ayudar porque ahí es donde más se necesita con la baja de Jorge Serrano. Pero yo encantado mientras juegue, como si salgo de pivote”, dice.

Miguel también se siente valorado y respaldado por el cuerpo técnico y sus compañeros. “Me encuentro muy bien, cada vez con más confianza. Los compañeros siempre nos ayudan. Habló mucho con Manu, con Diego, Abel, Adri… todos nos dan algún consejo, Miguel Camino me ayuda también mucho”, explica el joven jugador vallisoletano. “El entrenador también me ayuda, me comenta que cambié el tiro, que tenga actitud, que trabaje… me siento apoyado también por él”.

El futuro de Miguel Martínez en el balonmano también puede ser largo tal y como él lo ve. “Estoy encantado de seguir aquí, de entrenar con el primer equipo y mejorar cada día. Me gustaría continuar jugando al balonmano de forma profesional, pero lo estoy compaginando con los estudios y no quiero dejarlo”. Miguel estudia Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, una formación totalmente unida a su pasión, el deporte.

Miguel también es positivo con respecto a la actuación global del Recoletas Atlético Valladolid esta temporada. “Es verdad que llevamos una mala racha con tres derrotas consecutivas pero al final el entrenamiento diario es la base de nuestro juego y estamos trabajando muy bien. Seguramente salgamos del bache pronto y vamos a intentar entrar entre los ochos primeros”.

No hay comentarios