El Valladolid se sacude la frustración y remonta al Celta

Dos goles de Plano y Keko en la segunda parte dan la primera victoria del año en Zorrilla al equipo de Sergio González

Keko dispara a portería para marcar el segundo gol.

Ni polémicas arbitrales, ni falta de puntería, ni lesiones. Un partido sin lamentos es lo que necesitaba el Real Valladolid para remontar el vuelo y mirar con optimismo el futuro de La Liga. Pese a que el Celta se adelantó en Zorrilla, la perseverancia del equipo de Sergio González término con fortuna y la remontada en la segunda mitad.

Tras el inicio de partido marcado por las miles de cartulinas rojas contra el VAR y sus decisiones, el Pucela entró con fuerza en el choque. A los diez minutos el Celta tuvo la primera ocasión clara, pero Maxi superó la barrera y envió el disparo fuera. El Pucela apuraba la presión para dificultar la salida del Celta, pero fue la zaga local la que cometió el cruel gol que llevó al primer gol del partido.

Michel erró una entrega en el área, Sisto se hizo con el control del balón y golpeo con dureza al Fondo de la portería de Masip, impotente ante el disparo. Con el 0-1 el Celta se cerró y Guardiola mostró su tarjeta de presentación con un potente disparo desde fuera del área que rozó el larguero.

El partido avanzaba y el Valladolid seguía sin lograr generar peligro más allá del medio campo. Mientras, el Celta mantenía la posición y buscaba sorprender con una verticalidad que terminó en córner en varias ocasiones. La más clara fue para Alcaraz, al rematar en el segundo palo una jugada ensayada de córner en el minuto 36.

Un minuto después, Antoñito cedió a Keko dentro del área pero el disparo se marchó muy alejado de la portería. Eran los mejores compases del Pucela desde el arranque inicial. Una falta lateral, los córner a pares, un remate detrás de otro, pero sin la fortuna del empate.

Tras el paso por vestuarios, el Pucela volvió a saltar al campo con energía y en solo cinco minutos Guardiola y Plano tuvieron un mano a mano pero Rubén volvió a ser un muro y el Celta mantuvo su meta a cero.

Pero el acoso del Pucela tenía que acabar en derribo. Antoñito buscó de nuevo a Plano dentro del área y esta vez si tuvo el temple necesario para superar a Rubén. Empate a uno y el escenario transformado en Zorrilla, con una excelsa armonía entre público y equipo.

Cuando el partido transitaba por esa zona de ataca tu que a mi me da la risa, Sergio González dio entrada a Verde en sustitución de Toni. Esta vez no fue llegar y triunfar, pero su presencia si le cambió la cara al partido. La buena jugada entre Guardiola y Plano permitió a este ceder a Keko que llegó por su derecha y, al fin, logró el acierto para batir a Rubén y adelantar al Valladolid.

Con el 2-1 y aún media hora por delante, el Valladolid supo manejar el ritmo del partido, a lo que se sumó la táctica de Sergio que cambió a Keko, que se llevó una gran ovación, por Borja para dar más consistencia al centro del campo.

Cuando el Celta más apretaba el área de Masip, Hoedt vió la segunda amarilla por una agresión a Alcaraz en el centro del campo y fue expulsado. Anuar entró en lugar de Michel a falta de cuatro minutos, para aportar frescura al trabajo defensivo.

Ya no dio tiempo a más, el Pucela controló sin problemas la tensión del descuento y volvió a sumar una victoria en Zorrilla para quitarse de encima angustias y frustraciones.

Las mejores imágenes del Real Valladolid – Celta

No hay comentarios