Una ‘guerrera’ de presente y futuro

NoticiasCyL se desplaza hasta el Polideportivo Huerta del Rey para hablar con una ‘guerrera’ muy especial. Se trata de Eli Cesáreo, jugadora del Balonmano Aula Alimentos de Valladolid, que el pasado mes de noviembre y diciembre participó en el Europeo de Balonmano Femenino de Francia junto al combinado nacional absoluto que dirige Carlos Viver. Pese a que la Selección, en regeneración, consiguió un discreto 12º puesto, Eli Cesáreo firmó un gran torneo a sus 19 añitos.

Eli Cesáreo, jugadora del Aula Alimentos de Valladolid.

Tímida al inicio de la entrevista, pero soltándose con el paso de los minutos y las preguntas, nos recibe Eli Cesáreo, jugadora del Aula Alimentos de Valladolid, que participó con la Selección Española Absoluta de Balonmano en el Europeo de Francia que se disputó entre los meses de noviembre y diciembre.

Con 17 añitos, la catalana de Sant Joan Despí, llegó a la capital del Pisuerga afrontando una nueva vida y dejando lejos a su familia. Ahora, con 19, Eli nos confiesa que ha madurado como persona y también como jugadora, en el pivote, cuajando una temporada, la segunda con el Aula, espectacular.

La joven jugadora estará presente en ese partido amistoso que la Selección Española jugará contra el Aula dentro del programa de las Guerreras llamado ‘Objetivo 2021’, en un choque que se disputará en Huerta del Rey el 13 de febrero y en el que Eli ha sido citada por el combinado nacional.

Pregunta. Segundo año en el Aula Alimentos de Valladolid. ¿Cómo se está viendo dentro del equipo?

Respuesta. Comparándolo con el año pasado el cambio ha sido grande. Creo que he podido crecer en muchos aspectos gracias a Miguel, a las chicas, y a todos en general, es lo normal. El primer año, cuando llegas, siempre da un poco de miedo y acaba siendo el de adaptación, de aprender cosas.  Este todavía es de adaptación porque nunca dejas de aprender. Me siento mejor esta temporada, con más confianza.

P. ¿En qué ha mejorado Eli Cesáreo con respecto al año pasado?

R. En esa confianza, ese saber estar en la pista, en no ponerme tan nerviosa. Yo soy muy sentida y en ocasiones no sabía controlar las emociones pero este año estoy más tranquila en ese aspecto y creo que en defensa he mejorado bastante también. En ataque todavía me cuesta, también porque es mi primer año jugando de pivote, pero bien.

P. Llegó la pasada campaña procedente del Club Handbol Sant Vicenç de División de Honor Plata. ¿Cómo fue ese proceso de adaptación a la División de Honor?

“Estar fuera de casa me ha dado esa madurez y el darme cuenta de las cosas que tenía antes y quizás no valoraba”. 

R. Al principio fue difícil, también por estar fuera de casa. Cuando di el paso y dije que me iba a un equipo de División de Honor porque creía que iba a ser lo mejor para mí estaba con esos nervios por llegar de cero a un equipo en el que no conoces a nadie y tenía ese miedo.

Sin embargo, en cuanto llegué, el equipo me acogió muy bien. Miguel e Israel estaban muy pendientes de mí y la adaptación se hizo muy fácil pero me di cuenta de lo difícil que es estar fuera de casa con 18 años. Tenía unas idas y venidas muy complicadas.

Estar fuera de casa me ha dado esa madurez y el darme cuenta de las cosas que tenía antes y quizás no valoraba. Sobre todo a mi familia, a la que aprecio mucho Desde la distancia nos hemos unido un poco más. Me he dado cuenta de la importancia de estas cositas.

P. ¿Qué le ha dicho desde su llegada Miguel Ángel Peñas? ¿Le ha ayudado a mejorar a lo largo de este año?

R. Miguel, desde que he llegado, es el primero que me ha apoyado, que ha estado pendiente de mí y que ha confiado. Es una persona que se implica mucho conmigo, que me hace crecer. No hay un momento en el que no esté pendiente de mí. Este año me mete más caña y alguna bronquita lo que es normal. Confía más él en mí que yo misma, lo que es de valorar agradecer mucho.

P. El pasado viernes 28 de septiembre debutó con la Selección Española Absoluta tras recibir la llamada de Carlos Viver. ¿Cómo recuerda ese momento?

R. Cuando me llamó Carlos fue increíble. En lo que al Europeo se refiere, no me dijo directamente que había sido seleccionada. Me preguntó por el partido del fin de semana y al final me lo comunicó. Siempre me hace ilusión que me llame Carlos. En ese momento me puse muy feliz. Es una alegría para toda persona a la que le gusta el balonmano y quiere llegar a lo más alto.

P. Es la tercera jugadora en la historia del Aula Alimentos de Valladolid que ha jugado con la Selección Absoluta por detrás de Amaia González de Garibay y María Prieto O’Mullony. ¿Un orgullo, no?

R. Es un orgullo para el club, para mí y para todos.

P. El premio ha sido acudir a ese Europeo que ha disputado en Francia el pasado mes de diciembre.

R. Al principio llegué con mucho miedo. Soy una persona muy vergonzosa. Además era la chiquitina y estaba a años luz de otras jugadoras que tienen un nivel tan alto en la Selección.

Las primeras semanas lo pasé un poco mal porque veía que las otras chicas tenían mucha calidad pero después me fui sintiendo fenomenal. Desde el minuto uno las chicas estaban pendientes de mí y me decían las cosas de la mejor manera posible.

No me esperaba que todo saliera tan bien. Necesito que me den esa confianza, me la dieron y al final pude disfrutar. Es algo para disfrutar porque estaba viviendo un sueño y es parte de mi vida. Ojalá poder repetir más veces esto.

Eli Cesáreo en el choque ante Países Bajos. Fotografía: EHF.

P. Una victoria y cinco derrotas y 12º puesto en dicho torneo. La Selección está viviendo un proceso de renovación que no está siendo fácil. ¿El objetivo pasa por llegar bien a ese Mundial 2021 que se va a disputar en España?

R. En mi caso, el objetivo es intentar entrar en todas las convocatorias hasta ese 2021. Es un proceso de adaptación y lo afronto con muchas ganas, también de seguir mejorando y de trabajar para estar bien y rendir tanto en la Selección como en el club. En la Selección te llaman por hacer bien el trabajo cada día en tu equipo que es tu escaparate.

P. ¿Esperaba contar con los minutos con los que contó?

R. No lo esperaba. Los que tuve los disfruté e intenté dar el máximo.

P. Volviendo al Aula Alimentos de Valladolid, está mejorando los números del año pasado. ¿Cuál es el techo de Eli Cesáreo?

R. Voy paso a paso a paso. Vivo el presente y el futuro Dios dirá. Trabajar, trabajar, trabajar y las cosas, si van bien, saldrán rodadas

P. ¿Y cuál es el techo de este equipo que cada año se supera?

“La piña entre nosotras es tan buena que en la pista se nota mucho”.

R. Quedar lo mejor posible en la tabla para poder entrar el año que viene en Europa y creo que estamos bastante bien. Hemos mejorado en defensa y en ataque. En todos los equipos hay altibajos y este año, los conjuntos de la Liga se han reforzado muy bien. En cualquier partido, cualquier equipo te puede dar un susto. Seguimos trabajando como siempre, con ganas, la motivación y esa garra no faltan nunca en el equipo. Creo que también la piña entre nosotras es tan buena que en la pista se nota mucho.

P. Un objetivo de Eli Cesáreo a nivel particular.

R. Tengo ganas de hacer una gran temporada. Sigo siendo joven y quiero aprender mucho en el pivote para poder seguir contando en la Selección. En el club también quiero hacer una buena campaña.

P. Y un deseo de cara a este 2019 que acaba de empezar.

R. Estudio turismo. Lo más importante, aprobar todo. Es complicado alternar las seis horas de clase de por la mañana, comer y venir a entrenar hasta las 20. Por la noche, a estudiar, no queda otra. Y ser feliz, claro está. Que nunca desaparezca la felicidad en nadie.

No hay comentarios