Gorros en la niebla

La afición no falló al Real Valladolid en el partido de vuelta de Copa del Rey pese al frío en Zorrilla

Varios aficionados durante el partido ante el Getafe.

La hora (19.30) invitaba a pensar en que el Real Valladolid jugaba “por la tarde” el partido de vuelta de octavos de Copa del Rey ante el Getafe; un horario mucho más agradecido que el cruento ante el Mallorca, 21.30 horas entonces. Nada más lejos de la realidad, la densa niebla congeló al filo de los grados negativos la temperatura y sumergió el ambiente en Zorrilla en una noche profunda.

Sin embargo, la afición del Pucela ha vuelto a responder positivamente, con más de 11.000 seguidores en las gradas, ataviados con mantas, capuchas y gorros, muchos gorros para sobrellevar el frío y tener calor para animar al equipo.

Acompañó por momentos el juego local, entregado al comienzo del partido y entusiasta en la segunda parte en busca de una remontada siempre lejana salvo en los instantes previos a que Alcaraz fallara el penalti.

El cántico que más unió al graderío fue el que apunta a convertirse en un clásico en Zorrilla, ‘¡Ronaldo quéjate, Ronaldo quéjate!’, poco después de que el árbitro, VAR mediante, volviera a chafar las ilusiones con un penalti en contra.

El aplauso más sonado de la densa noche fue para un visitante, Jaime Mata, que entró al campo en el tramo final del partido y recibió el cariño de una hinchada eternamente agradecida al delantero que pulverizó récords para llevar a su equipo hasta el ascenso.

La niebla y el VAR finiquitan la Copa para el Valladolid

 

No hay comentarios