El Guijuelo termina ‘apedreado’ en Valladolid

Pierde 2-1 en el día de la Lotería de Navidad, pero la suerte no acompañó a los charros, que tuvieron que jugar con uno menos por expulsión y se acercan a puestos de descenso

FuenteRaúl Martín
Foto: Club Deportivo Guijuelo
loading...

El Club Deportivo Guijuelo ha perdido este sábado 2-1 contra el Valladolid B y comienza a acercarse a los puestos de descenso a Tercera División. Era el día de la Lotería de Navidad, pero la suerte no acompañó al equipo charra, que ni siquiera obtuvo la pedrea, sino que resultó ‘apedreado’.

El Guijuelo comenzó con Felipe Ramos, Iván, Razvan, Jesús Muñoz, Jonathan, Raúl, Carmona, Luque, Pallarés, Nacho Pérez y Javi Borrego. En el banquillo esperaban Zarco, Ayala, Carlos Rubén, James, Fuster, Manu Dimas y Jonathan Simón.

El partido comenzó sin un dominador claro y sin ocasiones. De hecho, el primer acercamiento se produjo en el minuto once con un disparo lejano del equipo local. Fue un aviso, porque en el 18 Zalazar aprovechaba un centro desde la banda de Waldo.

El Guijuelo no se vino abajo y buscó el control del juego, llegando poco a poco al área rival con más peligro. Lo intentaron Nacho Pérez y Javi Borrego al filo del descanso, pero sin éxito.

En la reanudación, el Guijuelo se fue a por el partido y el premio llegó pronto al empatar Pallarés en el minuto 54. Gran balón de Nacho Pérez al segundo palo, Javi Borrego cabecea al centro y remacha a placer de cabeza Pallarés.

Con el encuentro en tablas no llegó la relajación. El Valladolid B avisó a los tres minutos con un fuerte disparo que sacó Felipe Ramos con las piernas. Varias fueron las intervenciones del portero chacinero, pero el Guijuelo dominaba.

Hasta que Jesús Muñoz vio la segunda amarilla y se fue a la calle en el minuto 70. Ahí se acabó el partido para el Guijuelo. El filial pucelano recompuso su once y aprovechó la superioridad en el minuto 80 para marcar Waldo el gol de la victoria tras una diagonal con varios amagos. Y gracias porque en el descuento el equipo local envió un balón al larguero.

Otra derrota y peligro porque los equipos en puestos de descenso se acercan. El parón de Navidad será un bálsamo para una plantilla muy mermada físicamente, que necesita descansar como el maná. Y es que en los últimos once partidos, de 33 puntos posibles ha conseguido sólo ocho.

No hay comentarios