El Atlético Valladolid vuelve a ganar en Huerta del Rey

Los gladiadores azules jugaron a rachas pero controlaron el marcador durante todo el partido. En unos minutos finales ajustados el mayor acierto y serenidad de los vallisoletanos fue determinante.

Imagen del partido. Fotografía: Balonmano Atlético Valladolid.

El Recoletas Atlético Valladolid sufrió más de lo que parecía en un principio para llevarse la victoria ante el Ángel Ximénez Avia Puente Genil (29-27). Un triunfo que rompió la racha negativa de tres derrotas seguidas en Huerta del Rey y que permite a los gladiadores azules enlazar dos victorias consecutivas, alejarse del descenso, sumar 13 puntos y ascender al noveno puesto de la Liga Asobal.

La victoria vallisoletana llegó con sufrimiento pese a que en el inicio del choque los gladiadores azules se mostraron muy superiores (8-3, minuto 14). Pero las rotaciones y un rival muy concentrado hicieron perder fuelle tras ese arranque y al descanso se llegó con más igualdad (16-14). Lo mismo ocurrió en la segunda mitad, con un inicio espectacular (23-18, minuto 55) y un final más apretado y sufrido para los locales, que no terminaban de estar bien en los lanzamientos. Esas rotaciones permitieron llegar a los momentos decisivos con jugadores más frescos y en esta ocasión se jugó con calma, se acertó y la victoria se quedó en Valladolid.

Abel Serdio anotó 9 goles y César Pérez detuvo 13 lanzamientos, pero también brillaron Turrado y Nico en defensa, Víctor Rodríguez ayudó con tres goles, Adrián con 4, y los extremos estuvieron más que correctos: Dani Pérez, 2 goles, y Manu García, 3.

El Recoletas Atlético Valladolid salió a la pista dispuesto a encauzar el partido lo más rápido posible, buscando continuar con la dinámica de la victoria en Pontevedra. Los gladiadores azules ajustaron varias cosas y el equipo mejoró en el inicio, algo que siempre le cuesta en Huerta del Rey. Esta vez Pisonero apostó por una defensa 6-0 que intentó maniatar el buen lanzamiento exterior de Puente Genil y lo consiguió en los primeros 15 minutos del choque.

Los vallisoletanos se colocaron con un apabullante 8-3 (minuto 14) en el marcador gracias a su buena defensa que evitó lanzamientos, provocó malos tiros del rival e incluso algún blocaje. Nico López y Turrado estuvieron brillantes en el centro de la defensa, bien acompañados por Víctor Rodríguez y Roberto Pérez. César Pérez ayudó también con 5 paradas bajo palos.

Sin embargo, las rotaciones de banquillo no sentaron bien al Recoletas que bajó su nivel defensivo, de nuevo volvieron los nervios y algunos errores y el Ángel Ximénez se aprovechó para, poco a poco, remontar. Un parcial de 0-4 en un visto y no visto acortó distancias (8-7, minuto 17) lo que obligó a Pisonero a pedir tiempo muerto. El encuentro cambió entonces de escenario. Ahora la igualdad fue la protagonista y el Puente Genil empató e incluso tuvo ocasiones para ponerse por delante (12-12, minuto 25). Los cordobeses ganaron en confianza y hasta el descanso el marcador estuvo muy equilibrado. Solo en el minuto final antes de ir al vestuario los locales pudieron escaparse un poco (16-14)

Los primeros 15 minutos de la segunda parte fueron calcados al comienzo del partido. Los vallisoletanos fueron superiores en defensa, de nuevo con los jugadores del siete inicial y en 6-0, y poco a poco fueron ampliando de nuevo la ventaja local. El 23-18 del minuto 43 devolvió los cinco goles de diferencia y Puente Genil frenó el partido con un tiempo muerto.

Los andaluces ajustaron su defensa y una vez más se acercaron en el marcador (25-22, minuto 50). Una exclusión de Diego Camino y varios errores en ataque, con malos pases y selección de tiro, apretó aún más el marcador (26-25, minuto 55). Los nervios y el miedo pasaron factura a ambos equipos, atenazados en ataque, pero los vallisoletanos aguantaron el tipo. Un gol de Víctor, una parada providencial de César, y otro gol de Roberto Pérez (28-26, minuto 59), permitieron soportar la presión. El 28-27 de Matheus Costa llegó a falta de 30 segundos para el final. Los locales jugaron la última posesión con calma, al borde del pasivo, pero al final el balón le llegó a Abel Serdio que cerró una gran actuación con un último gol (29-27).

No hay comentarios