“Me gustaría que volviéramos a ser el Europucela como con Cantatore”

NoticiasCyL se desplaza hasta la Solera Berciana, sede de la Peña Víctor Férnadez, con 151 miembros, para hablar con su presidente, Ángel Martín Toribio, antes de que el Real Valladolid afronte en la tarde de este sábado su quinto partido liguero en Balaídos y ante el Real Club Celta de Vigo, duro rival.

FuenteAlvar Salvador
Alguno de los miembros de la Peña Víctor Fernández.

Si hace unas semanas este periódico conocía las impresiones de la Peña Mendilibar escasas horas antes de que comenzara la Liga para el Real Valladolid, ante el F.C.Barcelona, en esta ocasión nos desplazamos hasta el barrio de Parquesol, concretamente hasta el Solera Berciana, sede de otra de las peñas más importantes como es la Peña Víctor Fernández.

Allí nos esperan algunos de los miembros de este grupo de amigos, ataviados con las camisolas blanquivioletas y con las bufandas de los mismos colores y el presidente Ángel Martín Toribio, con el que charlamos de Ronaldo, Suárez, del comienzo de Liga del equipo, de lo que viene y de muchas cosas más.

P. Para empezar, ¿Cuál es el primer recuerdo que tiene del Real Valladolid cuando era pequeño?

R. El color de su camiseta. Los hermanos Hierro, Fonseca y Cuaresma y ya cuando era más mozo Higuita y Valderrama. El primer ídolo que tuve fue René Higuita.

P. ¿Y otro del estadio José Zorrilla?

R. Recuerdo con especial cariño la primera vez que entré en el estadio. Tendría yo unos 7 u 8 años.

P. ¿Se acuerda de cuál fue el primer partido que presenció y con quién estaba?

R. No recuerdo cuál era el partido pero sí que fue con mi cuñado Julio (Chori). También me acuerdo que me quedé anonadado por entrar por primera vez en un estadio y ver un partido en directo. No tenía nada que ver con verlo desde la televisión.

P. ¿Cómo ha visto estos primeros cuatro partidos del equipo? ¿Cree que podíamos tener algún puntito más de los dos que sumamos hasta el momento?

R. No he visto mal al equipo estos primeros partidos. Este año, de momento, somos el equipo menos goleado y también el menos goleador. Curiosidad que el año pasado era todo lo contrario, éramos el más goleador y también el más goleado. Creo que estamos bien, solo nos falta meter goles. Tenemos que tener paciencia porque esto no ha hecho más que comenzar.

Ángel Martín Toribio y Toño regente de la Solera Berciana.

P. ¿Cómo calificaría el partido del pasado domingo ante el Alavés? ¿Fue un jarro de agua fría?

R. Fue un auténtico jarro de agua. En ese minuto en el que nos metieron el gol escuece, y escuece mucho pero el equipo no estuvo mal en el partido. También me gustaría saber para qué está el VAR porque nos hicieron dos penaltis…

P. Sin embargo, por presupuesto, fichajes y demás se veía que esta iba a ser la tónica de la temporada… ¿Va a tocar sufrir?

R. Eso siempre. Somos sufridores de verdad, siempre nos pasa algo. Hablando de los fichajes, el mejor se hizo el año pasado y es el de Miguel Ángel Gómez, el Rey Midas como le llamo amistosamente, ya que hizo magia consiguiendo el ascenso del Pucela con el presupuesto más bajo de 2ª División. Ahora con Ángel Catalina, Jesús Sánchez Suárez y Ronaldo, volverán a hacer magia de nuevo.

P. Y lo de los 20.000 socios, ¿Cómo lo ve?

“Da gusto ver tan lleno el estadio”. 

R. Da gusto ver tan lleno el estadio y al final acaba siendo un aliciente para los jugadores. Puede que haya mucha gente que se haya subido ahora al carro pero lo importante es ver nuestro templo lleno.

P. Del 1 al 10, ¿Cuánta importancia tuvieron la afición y sobre todo las peñas para que el Pucela acabara ascendiendo a Primera?

R. Esta pregunta la tienen que contestar el club y los jugadores. Lo que sí que creo es que fuimos muy importantes. Al fin y al cabo, cada aficionado y peñista somos el jugador número 12, que nadie se olvide de eso.

P. ¿Cuándo nace la Peña Víctor Fernández?

R. Surgió de repente mientras tomábamos una cocacola. Me propusieron hacer una peña cuando yo era miembro de Infierno de Zorilla y hablando y hablando al final la iniciativa salió adelante.

P. ¿Por qué Víctor? Acaba siendo uno de los jugadores más queridos de los últimos años para la afición del Pucela.

R. Decidimos que fuera alguien de la casa y nadie mejor que Víctor Fernández, uno de los mejores y más queridos jugadores que han pasado por aquí y que tantas alegrías ha dado a la afición como al Real Valladolid. Además continúa muy ligado al club, vive en la ciudad… y es una persona muy humilde. Lo tiene todo.

P. ¿Cuántas personas forman parte de su peña?

R. En total somos 151 de los cuales 140 socios. Hay gente de Marsella, de Cuba, Canarias, Burgos, Villarreal, Santander, San Sebastián, Bilbao, Almería, Barcelona, Cádiz o Madrid. Eso sí, todos apoyando al Pucela aunque sea desde la distancia.

P. ¿Cómo os lleváis con el resto de peñas? ¿Cuál es la relación que tenéis entre todos?

R. Personalmente, me llevo bien con gente de todas las peñas, bueno, en definitiva con toda la gente. Somos una gran familia y dentro de nuestra peña, que somos los 151 que te he dicho, cada uno somos de nuestra madre y de nuestro padre por lo que siempre puede haber algún roce pero en general hay muy buen rollo.

 P. ¿Qué actividades llevan a cabo dentro de su peña?

R. De momento no hemos hecho ninguna, poco a poco. Somos de las peñas más baratas pues la cuota es de 20 euros y de 10 para pequeños de entre 0 y 16 años. Lo primero que haremos será intentar que vaya a Villarreal el mayor número de personas posibles para hacer hermandad con la peña Víctor Fernández de allí.

En Halloween organizaremos algo en Kokomo Sport Bar, la sede de la Federación de Peñas. Después, concentraremos el mayor número de actividades en nuestra sede, el Solera Berciano, donde se come y bebe de vicio. Además me gustaría destacar a Toño, el dueño del bar, un hombre grande y humilde como buen berciano. Queremos introducir sorteos entre nuestros peñistas.

P. Viajarán bastante con el equipo. Vimos que en Getafe estuvieron si mal no recuerdo…

R. Algunos miembros de la peña fuimos a Getafe. Yo, personalmente, suelo hacerme casi todos los desplazamientos con el equipo.

P. ¿Cómo vivieron desde su peña la venta del club por parte de Carlos Suárez? ¿Eran críticos con su gestión?

R. Cada miembro se lo toma de una manera. Unos estaban a favor, otros en contra. Yo, personalmente, siempre estoy del lado de Carlos Suárez porque, le pese a quien le pese, el club sigue existiendo gracias a él. Recuerdo un desplazamiento a Sevilla para jugar contra el Sevilla Atlético en el que nos metieron seis goles y allí estaba Carlos Suárez pidiendo perdón uno por uno a los aficionados. A mí se me partió el alma al verle así y creció mi admiración por él como persona. Es digno de admirar.

Ángel Martín Toribio, presidente de la peña.

P. ¿Y la llegada de Ronaldo? ¿Creen que además del dinero puede suponer una proyección publicística muy buena para el equipo?

“Me parece un acierto que Carlos Suárez siga estando dentro del club”.

R. Sin duda puede ser muy bueno para dar visibilidad al equipo fuera de Valladolid. Soy muy de Suárez, todo el mundo lo sabe pero Ronaldo me está sorprendiendo por su cercanía y humildad. Me parece un acierto que Carlos Suárez siga estando dentro del club.

 

P. Parece que tras la llegada el contacto con jugadores cuerpo técnico y afición es muy cercano…

R. La verdad es que sí. Eso hace también grande a este club. También hay que acordarse de gente que no está y de los creadores de XII Pucela, proyecto con el que tuve el honor de participar. Espero que este año siga porque unió mucho a club y afición.

P. ¿Cómo acabará la temporada para el Real Valladolid?

R. Confío en que mantengamos la categoría gracias al mago Sergio y al rey Midas Miguel Ángel Gómez. Una curiosidad. Con cada victoria regalo una tortilla mágica de 22 huevos a los jugadores. Espero tener que darles muchas este año.

P. Un deseo.

R. Sé que es mucho pedir pero me gustaría que fuéramos de nuevo el Europucela como cuando dirigía al equipo el maestro Cantatore. Que sea Sergio el que haga que el Pucela regrese al lugar en el que merece estar. Y por pedir, que vuelva al equipo mi amigo Pablo Hervías.

No hay comentarios