Messi llegó, vio, venció… y se marchó (sin pena ni gloria)

El argentino estuvo muy bien vigilado a lo largo de todo el partido y apenas entró en juego.

FuenteAlvar Salvador

Llegaba Leo Messi hasta la capital del Pisuerga. El mejor jugador del mundo y quién sabe si de la historia, con todos los respetos para Diego Armando Maradona y también para Pelé y teniendo en cuenta el buen hacer también de Cristiano Ronaldo.

Venía de exhibirse literalmente ante el Deportivo Alavés con un encuentro sublime y con dos goles, uno de ellos de falta pero el choque en Zorrilla se le acabó atragantando.

El astro argentino no entró en demasía en el juego blaugrana y cuando eso ocurre su equipo se resiente. Estuvo muy bien vigilado, todo hay que decirlo por un Borja que tal vez con el paso de los años pierda rapidez pero gane inteligencia, es un entrenador sobre el pasto y da confianza a sus compañeros.

Calero y Kiko Olivas también supieron frenarle y Messi pasó sin pena ni gloria por el controvertido césped del José Zorrilla.

Una pena que el Real Valladolid no pudiera aprovecharse del mal encuentro del 10 del Barça para arañar, al menos, un puntito.

El David blanquivioleta planta cara pero sucumbe ante el Goliat blaugrana

Compartir
Artículo anteriorEl CBC Valladolid coge forma y fondo
Artículo siguienteMuy grave un joven vallisoletano tras ser rescatado del mar
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios