No será una alfombra, pero se podrá jugar

El Real Valladolid ultima la instalación del renovado terreno de juego con el objetivo de que el equipo entrene en Zorrilla el jueves y esté listo para el sábado

FuenteIsaac Barrientos
El estadio José Zorrilla en obras. Fotografía: Real Valladolid.

El Real Valladolid jugó hasta la última gota de la temporada pasada, logrando el ascenso en el cuarto partido del playoff, superando al Numancia y mirando de frente a Primera División. Ese final de liga apurando ya el mes de junio ha retrasado los plazos para las obras necesarias en el estadio José Zorrilla.

Aunque la actuación de este verano se quedará corta en comparación con la remodelación más ambiciosa que tanto club como Ayuntamiento tienen entre ceja y ceja, el césped es un factor determinante. A cinco días para que comience la temporada en Zorrilla y ante el FC Barcelona, el presidente del club, Carlos Suárez, ha asegurado hoy que confía en que «esté todo bien, hoy acabamos de poner todo el césped y el jueves el equipo entrenará en el campo».

El terreno de juego no será una alfombra, pero se podrá jugar con normalidad la segunda jornada de La Liga. «El césped estará como pueda estar, no estará perfecto porque cuando se pone viene enrrollado; ahora con el calor se dificulta el proceso también, hubieramos necesitado algo más de tiempo pero acabamos la temporada el 17 de junio», ha indicado Suárez.

Además, el presidente del Pucela ha zanjado que «los que saben jugar al fútbol juegan hsata en la playa».

No hay comentarios