La puntería, asignatura pendiente antes del comienzo liguero

Sergio González hace un balance positivo de la pretemporada y del partido disputado en Baviera

Sergio González en el banquillo en Núremberg (Foto: Real Valladolid).

El Real Valladolid culminó este sábado la pretemporada con una última derrota ante el Núremberg en el partido disputado en Alemania. Tras el encuentro, Sergio González analizó el partido y aseguró que había sido “igualado y disputado, ellos son un equipo muy físico y con buenas transiciones, al principio no nos hemos acabado de encontrar pero después hemos acabado muy bien la primera parte. En la segunda hemos vuelto a salir bien pero la expulsión nos ha matado la idea de jugar un amistoso contra un equipo importante. Al quedarte con diez te cambia un poco el tema y ya se convierte en un buen trabajo físico para los jugadores, pese a lo que hemos tenido ocasiones para marcar y conseguir el empate”.

El técnico hizo un balance positivo de la pretemporada y del trabajo realizado en el último partido. “Veo a un equipo fuerte, con una estructura fuerte, aunque es cierto que tenemos que crecer en ataque. Tanto a través de nuevas armas como a través de alcanzar la mejor versión de futbolistas de arriba que aún no tienen el ritmo que es necesario”, argumentó.

Sergio González analizó la jugada polémica del partido, la expulsión de Moyano después de que el colegiado visionara la acción a posteriori en el VAR. “Espero que los jugadores y los árbitros tengan claro en qué circunstancias se puede utilizar y cuándo no y que siempre se siga el mismo criterio”.

No hay comentarios