La falta de puntería condena al Atlético Valladolid en Huesca 23-21

Los gladiadores azules jugaron un partido serio, muy bueno en defensa, pero lastrado por los fallos en ataque, que evitaron que los vallisoletanos sacaran algo positivo

El Recoletas Atlético Valladolid cayó derrotado en su visita al Bada Huesca (23-21) en un partido duro, con mucha defensa, pocos goles y sin ritmo que se solventó en los minutos finales. Con este triunfo el Bada Huesca supera en la clasificación a los gladiadores azules y les roba la séptima plaza.

Los muchos errores en lanzamientos claros, varios en contraataques, fueron una de las claves para entender la derrota del Recoletas Atlético Valladolid en Huesca. De nuevo los gladiadores construyeron desde la defensa, con minutos brillantes en la primera y segunda parte. Un partido muy serio en general. Pero en ataque no se encontraron tan cómodos en un encuentro farragoso, con pocos goles y defensas duras. Pero aún así, esos lanzamientos fallados hubieran cambiado el signo del partido.

A pesar de todo, el choque llegó a los cinco minutos finales con el marcador igualado (19-19). Pero varias pérdidas y un par de errores defensivos en esos momentos clave provocaron cuatro goles consecutivos de los oscenses, que rompieron el partido ya sin tiempo de recuperación para el Recoletas. Una oportunidad perdida para haber sumado algo positivo fuera de casa.

El partido arrancó con las defensas de ambos equipos imponiéndose al ataque. Los ataques posicionales no funcionaban y los gladiadores azules buscaron como siempre soluciones con los contraataques y situaciones con la defensa rival desordenada. Solo varios errores en lanzamientos claros y las paradas de Gómez Lite impidieron al Recoletas dominar el marcador en el inicio. Pero fue el Bada Huesca el que mantuvo las primeras ventajas (4-3, minuto 15) en un comienzo de encuentro con muy pocos goles.

El cambio de primera línea le fue bien a los vallisoletanos. Mejoró el ataque visitante con Diego Camino y Roberto Pérez, y con un gol de Héctor González el Recoletas se puso por delante por primera vez (7-8, minuto 22). Fue un momento brillante para la defensa, robando varios balones, y para Javi Díaz, que ayudó mucho con sus paradas. Los vallisoletanos incluso se pusieron por delante con dos goles (8-10, minuto 27) pero no pudo escaparse más porque erró dos contraataques claros. Al descanso se mantuvo la ventaja para los gladiadores azules (9-11).

Una contra finalizara por Jorge Serrano dejó tres goles de diferencia a favor para el Recoletas (9-12, minuto 31). Pero Bada Huesca no se dio por vencido y aprovechó la mejoría de su efectividad ofensiva y de nuevo las paradas de Gómez Lite para volver a tomar el mando del choque (14-13, minuto 37). Nacho González tuvo que pedir un tiempo muerto cuando su equipo se puso dos abajo (15-13), tras un 6-1 de parcial en 9 minutos.

La desventaja aumentó hasta los tres goles (17-14, minuto 43) en un momento duro para los vallisoletanos. Solo Víctor Rodríguez parecía entonado con sus lanzamientos exteriores, aunque Rubén Río, que no jugó en la primera parte debido a problemas físicos, salió y anotó un gol para acercarse (18-17, minuto 47). Diego Camino, de penalti, logró el empate (18-18, minuto 51).

De nuevo, las defensas apretaron más y los goles costaban mucho. Rubén Río empataría de nuevo el choque en el minuto 55 (19-19) pero en apenas un suspiro el Bada Huesca endosó tres goles seguidos (22-19 min 56) ya casi sin tiempo de reacción para los gladiadores azules. Tras un tiempo muerto Alejandro Marcelo marcó el 23-19 y dejaba sentenciado el choque pese a los intentos sin éxito de remontar.

“La diferencia ha estado en los lanzamientos”

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, Nacho González, analizó así un partido que se escapó de las manos en los minutos finales: “Hemos hecho un buen partido, bien jugado, bien en defensa, con muchas opciones de haber ganado. Pero la diferencia ha estado en los errores en los lanzamientos, que es lo que al final marca el resultado. Estoy triste por la manera en que se ha perdido ya que hemos tenido muchas opciones de haber conseguido algo más, por el partido serio que hemos jugado”.

“Incluso hemos llegado a los minutos finales con opciones, con empate a 19, pero nuestras pérdidas, los goles fáciles que nos anotan y las prisas por querer empatar que provocan que vuelvas a fallar nos han lastrado. Hemos estado muy bien defensivamente todo el partido salvo esos momentos”, añadió el entrenador.

No hay comentarios

Dejar respuesta