La poesía de Brossa y el arte de Miró conversan en Valladolid

Una muestra en Las Francesas profundiza en el vínculo entre la obra de ambos

FuenteEuropa Press

Cerca de 70 obras de Joan Miró y Joan Brossa dialogan en la Sala Municipal de Exposiciones de las Francesas con la exposición ‘Miró y Brossa. 100 años’, que profundiza en el vínculo personal y artístico de ambos creadores que siguieron un camino similar tras «llenar sus imágenes de poesía» Miró y «nutrir su poesía de imágenes» Brossa.

La muestra, que se podrá visitar hasta el 1 de diciembre en el espacio museístico vallisoletano, se ha inaugurado este martes en un acto en el que han participado la concejal de Cultura y Turismo, Ana Redondo, y el comisario de la exhibición, Óscar Carrascosa, quienes han destacado que se ha promovido este evento en el marco del centenario del nacimiento de Joan Brossa.

La obra del poeta Brossa, más reconocido en su faceta como artista plástico, se muestra así en paralelo a la de Miró, en un «diálogo» y reflexión» sobre la influencia de «la poesía, la palabra y la semiótica» en sus creaciones, en las que además se observan «connotaciones» de la «gran amistad» que tuvieron ambos desde que se conocieron en 1941 y que desembocó en «numerosas colaboraciones», como ha apuntado la edil, en declaraciones recogidas por Europa Press.

«Con esta exposición no estamos descubriendo a los artistas, sino que profundizamos en su vínculo existente», ha recalcado por su parte Carrascosa, quien también ha incidido en la «oportunidad única» que supone la muestra para observar obras de sendos creadores que se exponen por primera vez y han sido aportadas por la Fundación Joan Brossa y la Galería Joan Prats.

A través de un total de 69 elementos, entre poemas visuales, litografías, grabados o dibujos, esta exhibición aboga por «olvidar» los «tópicos» de señalar a Brossa como un «antipoeta» y a Miró como un «asesino de la pintura», para lo que apuesta por ahondar en las relaciones de ambos a partir de la palabra como imagen.

«Brossa nutre su poesía de imágenes y Miró llena sus imágenes de poesía», ha subrayado el comisario en este sentido, al tiempo que ha precisado que «los joanes» coincidían en muchos temas y ha recordado que fue el antes pintor, Miró, quién animó al poeta vanguardista, Brossa, a trabajar en el ámbito de la poesía visual, mientras el primero comenzó a «pintar poemas de manera plástica» a partir de esta relación.

Los poemas visuales del miembro del grupo vanguardista Dau al Set presiden el eje de la antigua iglesia de las Francesas en esta exposición, con su obra ‘Escalera Musical’ en el altar y ‘Despojamiento’, una mecedora, al final del edificio. Asimismo, se observa en otras figuras la yuxtaposición de objetos «normales» con otros más especiales para crear «algo fantástico», como es el caso de ‘La lampara de Aladín’.

También Brossa expone en esta muestra algunas obras de tonos rojos en las que se ve su «acercamiento al orientalismo» o sus reivindicaciones políticas y culturales, así como «juega» con el espectador en el espejo que supone su obra ‘Váter’ y se acerca al ilusionismo con una serie de litografías sobre cartas y azar o juegos visuales que dibujan laberintos, diálogos o bailarinas.

No hay comentarios

Dejar respuesta