Música persa y sufí en el Museo Nacional de Escultura

Concierto este miércoles dentro de la programación de la exposición 'Almacén'

FuenteEuropa Press
Patio del Museo Nacional de Escultura.

El Museo Nacional de Escultura ha organizado, dentro de la programación de actividades en torno a la exposición temporal del ‘Almacén’, el ciclo de conciertos nocturnos ‘Almacén de músicas’, que propone una nueva cita este miércoles, 24 de julio, con ritmos persas y sufíes.

Así ha ocurrido en sus dos primeras citas, con las que el público asistente pudo disfrutar de un concierto de música japonesa para flauta Shakuchachi interpretadas por Antonio Enzan y de un programa dedicado a la música española escrita para cuarteto de cuerda e interpretada por el Cuarteto Ribera, según ha indicado el centro museístico a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El ciclo tiene como tercera y última parada musical Irán, con un concierto protagonizado por los «inusuales» ritmos de los instrumentos más destacados dentro del repertorio persa y sufí: el ney (o «caña», único instrumento de viento en la música tradicional iraní); el tambur (el instrumento de cuerda más antiguo dentro de la música sufí Kurdo); el tombak (una de las percusiones más desarrolladas del mundo); o el daf (un pandero de grandes dimensiones, provisto de anillos, que antiguamente se ejecutaba solo en los rituales y reuniones de los derviches en la región de Kurdistán, pero que en la actualidad se incluye dentro de numerosas formaciones musicales).

Serán interpretados por Kaveh Sarvarian (master en Composición por la Universidad de Teherán, donde ha trabajado como docente en el departamento de Música y Composición; integrante de la Orquesta Sinfónica de la capital iraní, del Rastak Ensamble y del Grupo de Naima de Jazz Fusión) y Pedram Khosravi (percusionista iraní residente en Madrid; posee formación en tombak y daf, si bien en la actualidad está centrado en el tambur, el instrumento de cuerda más conocido de música sufí Kurdo, que cuenta con más de mil años de historia.

No hay comentarios