Del fin de los pueblos al de una parte del castellano

FuenteEuropa Press
Imagen: Ayuntamiento de Valladolid

La situación de los pueblos, el medio rural, con el problema de la despoblación de fondo y su traslación a la literatura ha sido el eje de la mesa redonda ‘De vuelta al campo’ desarrollada en la Feria del Libro de Valladolid con la presencia de la veterinaria y escritora María Sánchez, el periodista Emilio Gancedo y el poeta Fermín Herrero, moderador por el periodista Germán Vivas.

Uno de los puntos de coincidencia de los autores fue la riqueza lingüística que atesoran los vecinos de los pueblos representados por las personas mayores que aún viven allí y que temen que se pierda con ellos. «Con la desaparición de la vida del campo también desaparece el castellano», ha planteado Fermín Herrero. «No radica tanto en la pérdida de las palabras como en la sintaxis, en una forma de trasmitir las cosas. Con esta generación desaparece. Lo que era una sabiduría popular», ha añadido, a través de un comunicado remitido a Europa Press.

En esa misma línea también ha insistido el periodista leonés Emilio Gancedo que en su último libro Palabras mayores recoge testimonios recuerdos, anhelos y enseñanzas de una generación, los nacidos antes o inmediatamente después de la guerra civil. «En los pueblos te encuentras con una gente que tienen una forma muy especial de contar las cosas a través de historias», ha recordado, y como Herrero cree que está en peligro todo ese universo y su lenguaje.

Por su parte, la veterinaria de campo y escritora María Sánchez, ha puesto el acento en la masculinización del relato del campo. «Si nos ponemos a pensar de donde viene los escritores que se tienen como referencia en la literatura rural, nos fijamos la clase social o el género, el resultado es bastante doloroso», ha planteado.

«Yo pregunto mucho por mujeres de la edad de Julio Llamazares y de Miguel Delibes que hayan escrito sobre lo rural o de lo rural y no hay», ha lamentado. «¿Quién cuenta la historia de las mujeres del medio rural?», se ha preguntado al tiempo que ha considerado que «es hora de que cambien los altavoces», una labor que ha tratado de reflejar en su último libro Tierra de mujeres.

En esta línea, Fermín Herrero también ha insistido en que la literatura de campo tiene una trayectoria larga, «no es de hoy» con muchos escritores «muy buenos» que sin embargo no son conocidos. Entre ellos ha citado al leonés Ramón Carnicer, el cordobés Alejandro López Andrada, a José Jiménez Lozano o al soriano Avelino Hernández, todos ellos olvidados.

Respecto a la solución al problema de la despoblación, el pesimismo se ha adueñado del aforo, si bien el más esperanzado ha sido Emilio Gancedo. «Al menos ya forma parte del debate político y social, cosa que hasta ahora no había pasado. Y algo muy importante es que ha sido gracias a los libros que se haya cobrado esta conciencia del problema de la despoblación que llevamos décadas padeciendo», ha sostenido al tiempo que ha planteado que las soluciones son globales, no limitadas a una provincia y ni siquiera un país.

Herrero, por su parte ha opinado que «es imposible hacer nada» por el campesinado europeo, que es lo que a su juicio donde radica el problema y la falta de economía productiva que se asiente en el medio rural al margen de las labores agrícolas y ganaderas. «Puede volver gente a vivir a los pueblos pero no de manera productiva. ¿Entonces cómo distinguir un pueblo de una urbanización en medio del campo?», ha añadido.

María Sánchez considera clave que la mujer es clave para el futuro del medio rural. «Las asociaciones que están recuperando razas autóctonas, semillas o luchan contra las macrogranjas y organizan la vida de los pueblos son mujeres y jóvenes que están haciendo posible un medio rural vivo», ha destacado.

Compartir
Artículo anteriorUn tren con mucho alimento
Artículo siguienteLa trucha pide paso en León
Periodista. Técnico Superior en Imagen y Sonido. Amante del deporte: Fútbol, baloncesto, balonmano, tenis, ciclismo, rugby... Apasionado de los idiomas. Italiano e inglés.

No hay comentarios