El recuerdo de Cervantes nunca muere en Valladolid

FuenteEuropa Press

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha hecho un llamamiento para que los responsables públicos defiendan, protejan y potencien «el libro como artículo de primera necesidad para la ciudadanía», como ha expresado durante el acto de homenaje a Miguel de Cervantes en la Casa-Museo del universal escritor en la capital vallisoletana.

El regidor vallisoletano ha encabezado la amplia representación de la Corporación municipal en el acto de homenaje, al que también han asistido la directora de la Casa-Museo de Miguel de Cervantes, María Bolaños, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Mercedes Martín, y el subdelegado en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán.

Puente ha considerado que los dirigentes públicos deben «defender, proteger y potenciar el libro como artículo de primera necesidad para la ciudadanía». En su caso, ha recalcado que así lo hace, por lo que ha querido celebrar «la buena salud que comparten las distintas actividades de corte literario» que la Concejalía de Cultura y Turismo programa bajo el sello de ‘Valladolid Letraherido’.

Para el regidor vallisoletano, este acto, que se celebra en el entorno del 23 de abril, fecha del fallecimiento de Miguel de Cervantes, supone «un auténtico privilegio muy minoritario» y es, ha añadido, la «avanzadilla perfecta» de la «gran» Feria del Libro, que este año se celebrará entre el 31 de mayo y el 9 de junio en la Plaza Mayor.

El alcalde se ha referido a otra importante cita del ámbito de las letras en los próximos meses, como será el reconocimiento del ‘Letraherido del Año’, que será uno de los momentos centrales del programa cultural que lleva dicho título.

El homenajeado será el dramaturgo vallisoletano José Luis Alonso de Santos, que recibirá este nombramiento en un acto «a semejanza de la coronación de José Zorrilla como poeta nacional el 22 de junio de 1889 en la Alhambra de Granada» y que se celebrará el próximo 22 de junio junto a la Fuente de la Fama del Campo Grande. El equipo municipal prepara «con cuidado y esmero» este homenaje.

Óscar Puente ha recordado que «es siempre sobrecogedor pensar que Miguel de Cervantes pudo aprender a leer y escribir en Valladolid, cuando vivió en la villa de niño» y es, para él, «igualmente sobrecogedor pensar que los vallisoletanos bien pudieron disfrutar de la lectura de unos primeros ejemplares del Quijote meses antes de su distribución general en 1605».

Por ello, ha incidido, el Ayuntamiento de Valladolid quiere hacer público con su visita a la Casa de Cervantes el compromiso «para con el universo de las letras, del libro y la lectura encarnado en la figura de Miguel de Cervantes y su gran obra, Don Quijote de la Mancha».

Así, ha recordado unas letras de Luis Astrana Marín, que dijo que esta novela de caballerías fue saludada en el Siglo XVII «con una carcajada», en el Siglo XVIII «con una sonrisa» y en el Siglo XIX «con una lágrima». Por ello, ha abogado por dejar que los filólogos e hispanistas «califiquen» su significado en el Siglo XX y ha expresado el deseo de que en el XXI el Quijote tenga el efecto y repercusión «deseados» en la actualidad.

Por su parte, María Bolaños, que ha recordado que ya suma diez años como anfitriona de este «rito anual» de homenaje a Cervantes, ha detallado en que el acto «celebra la importancia de los libros ante esta puerta de la mejor literatura que es la vieja casa en la que Cervantes pasó las vísperas de espera para tener en sus manos la novela que no sabía que sería la más admirada del Mundo».

En su intervención, Bolaños se ha fijado en dos figuras como la Premio Cervantes 2018 Ida Vitale y el escritor Enrique Vila-Matas. Sobre la uruguaya, ha establecido un paralelismo entre su trayectoria vital y la de Miguel de Cervantes, por ejemplo con casos «desdichados» de exilio. La primera en México y Texas para huir de la dictadura en su país natal, y el universal literato en Argel, perseguido por la justicia.

«Quizá por esta experiencia, tras muchos héroes victoriosos, el Quijote inaugura la moral del fracaso», ha explicado Bolaños, que ha añadido que Ida Vitale tuvo el propósito de «seguir su vocación quijotesca», pues de esta figura «le gustó siempre su parte cuerda y terrenal».

«Buscar el riesgo» 

Con respecto a Vila-Matas, a quien ha apuntado como un posible futuro Premio Cervantes, ha evocado un artículo en el que el catalán defiende buscar el riesgo en la labor creadora y escritora, algo que considera que «encierra el secreto de Cervantes o de Ida Vitale».

«Si uno no se arriesga no será jamás un creador y tampoco será feliz, sin fe no se hace nada en la vida. Me gusta el verbo creer, deberíamos usarlo más. Vivir es creer que el arte es la forma más alta de la existencia. Pero hay que saber que riesgo y vida van de la mano», ha recalcado Bolaños citando a Vila-Matas.

Finalmente, María Bolaños ha recordado que el próximo 18 de mayo se celebrará un año más el Día Internacional de los Museos, en el que ha apuntado que participarán los dos museos estatales de Valladolid –Casa de Cervantes y Museo Nacional de Escultura–, con la intención de «reinventar su papel social para ser más activos, flexibles y móviles» y combinar la «creatividad con el conocimiento».

GALERÍA DE FOTOS: Luis Martín Cuesta 

No hay comentarios