Un expresionismo de quilates para recorrer los “paisajes interiores” de Valladolid

Siento, luego pinto' de Esteban Vicente, muy presente en el Patio Herreriano

Imagen de la presentación. Fotografía: Europa Press

La exposición ‘Esteban Vicente. Siento, luego pinto’ del Museo Patio Herreriano de Valladolid recorre los “paisajes interiores” de la evolución del artista segoviano a través de más de 70 de sus “obras maestras” que muestran su exploración en pintura, collage, dibujos y escultura, en cuyas técnicas elaboró diversas piezas con la “armonía, la luz y el color” como base.

Así lo han destacado este lunes la concejal de Cultura, Ana Redondo; el presidente del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, Francisco Javier Vázquez, y la directora del mismo, Ana Doldan, quienes también han señalado que se trata de “la gran puesta de largo” de la colección del espacio museístico del artista tras ser declarado el pasado viernes como Bien de Interés Cultural (BIC).

La muestra es una de las “más importantes e imprescindibles” que ha acogido el Herreriano y permite conocer la parte “más singular y específica” del pintor de la localidad segoviana de Turégano mediante una “exploración” de su producción realizada entre 1950 y 1997, en las que trabajó con distintas técnicas.

‘Pinto para saber qué es la pintura’ es el título del conjunto de composiciones en las que se muestra el “diálogo” de Vicente con la pintura gestual a través de formas cuadradas y capas de color, y recuerdan la influencia de sus contemporáneos como De Kooning o Hoffman, de los que se diferencia por su “acento más lírico y poético”, como ha explicado Ana Doldan en declaraciones recogidas por Europa Press.

Asimismo, la exhibición también recopila los ‘collages’ compuestos por el artista a partir de revistas y papeles pintados que suponían “otra forma de pintar”, en cuya presentación se observa el “coqueteo” con el cubismo, la improvisación y su “obsesión por el binomio de luz y color”, que también se plasmó a base de aerógrafo.

Por otro lado, la muestra acoge la experimentación del artista con el collage, lo que le llevó a realizar pequeñas esculturas de madera, tablillas, cartón o plástico, a las que denominó “toys” o “divertimentos”, y con las que desarrolló un “equilibrio” entre las formas y colores.

La forma en la que Vicente veía el dibujo ocupa otro de los espacios de la exposición, donde se muestra el paso del autor del expresionismo abstracto a series creadas a base de trazos en negro y gris al carboncillo, con influencia minimalista y de la arquitectura neoyorquina, y cómo plasmó la naturaleza en texturas diferentes con pastel, tinta o gouache, como ha incidido Doldan.

Hermanamiento

Por otro lado, Francisco Vázquez ha resaltado la colaboración entre el Herreriano y el Museo Estaban Vicente, que alcanzan su proyecto conjunto “más importante” con esta muestra en la que se pone en valor la obra del artista y su “especial vinculación” con Castilla y León.

En este sentido, Ana Redondo ha recordado que el espacio museístico es una vez más “pionero” en ensalzar esta colección tras su declaración de BIC, en un momento en el que se encuentra “en transición” debido a su cambio de dirección y en el que hay que mantener la “apuesta” por el arte contemporáneo.

No hay comentarios