Un siglo de formación musical condensado en un libro

Una publicación conmemorativa recopila la historia del Conservatorio de Música de Valladolid en su Centenario

Presentación del libro (Foto: Ayuntamiento de Valladolid).

El Ayuntamiento de Valladolid ha acogido este viernes la presentación de la publicación conmemorativa del Centenario del Conservatorio de Música de Valladolid, elaborada con motivo de los actos de esta celebración, que se han llevado a cabo a lo largo de este año.

La concejal de Educación, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento de Valladolid, María Victoria Soto, ha presidido este viernes el acto de presentación de la edición, acompañada por la directora del Conservatorio, Laura de la Hoz, los coordinadores de la edición, Ignacio Nieto Miguel y Raúl Álvarez Martín y el jefe del área de Inspección de la Dirección Provincial de Educación, Juan Carlos Sanz Bachiller.

Soto, en su intervención, ha ensalzado la andadura del Conservatorio Profesional de Música, “una institución veterana y prestigiosa, sólida y solvente”, que proyecta “una de las imágenes más inspiradas, talentosas y cualificadas de la esencia vallisoletana”, razones por la que entiende que a los “vallisoletanos del siglo XXI”, les corresponde ahora “reconocer y aplaudir la trayectoria de la entidad y, sobre todo, el tesón y la labor de tantos y tantos profesionales que han integrado tanto su claustro docente como sus departamentos de dirección y administración a lo largo de todo este tiempo”.

Este proyecto editorial, promovido por la concejalía de Cultura y Turismo, repasa las efemérides del pasado y presente de esta institución y sigue el “peregrinar”, como ha recordado Sanz Bachiller, por distintas sedes desde que se constituyó la originaria escuela dependiente de la Academia de Bellas Artes, con ubicaciones como el Palacio de Santa Cruz, la calle Zúñiga, antiguo Hospital provincial o Casa Cuna.

Hasta que, en el año 2006, ha recordado el responsable de inspección, se creó el Conservatorio dentro del plan de impulso de la Junta para las Enseñanzas Artísticas y se ubicó pocos años después en las instalaciones del Centro Cultural Miguel Delibes de la Capital.

Laura de la Hoz ha señalado, en este sentido, que investigar el pasado de esta institución “no ha sido fácil” ya que numerosos documentos y objetos quedaron dispersos por las distintas sedes, por lo que ha agradecido a distintas entidades que les han ayudado a recopilarlos.

De la Hoz ha defendido que los profesionales que trabajan en el Conservatorio intenta que en el centro “se respire amor por la música” y ha considerado que los alumnos que salen del mismo se llevan la mejor impronta posible.

La directora ha recordado que cuando los responsables del centro comenzaron a preparar los actos del centenario, celebrado este año, surgió la necesidad de dejar documento gráfico para que no se “perdiese” lo realizado.

Además del contenido histórico, De la Hoz ha añadido que la publicación incluye artículos que relatan otros aspectos, como el trabajo de los profesores para defender su “vocación” pese a que entienden que esta titulación ha perdido peso en los últimos años con motivo de los cambios normativos. Por ello, ha lamentado que en la puerta del Conservatorio “ya no figura la palabra profesional y una gran parte de nuestro alumnado no hará de la música su trabajo”.

No hay comentarios