Una obra de arte dedicada al fundador de Valladolid

La semana pasada se presentó en el Archivo Municipal de la capital del Pisuerga la exposición ‘Ego comes Petrus. Pedro Ansúrez, caballero leal, 1118-2018’ y hoy nos damos una vuelta por la muestra para ofrecerles todos los detalles de esta obra de arte única dedicada a uno de los personajes más importantes de la historia de nuestra ciudad.

“La figura del Conde Ansúrez es fascinante ya que representó una importancia tremenda en los avances históricos y culturales de los siglos XI y XII y también es muy importante porque es el fundador de Valladolid, aseguró el pasado martes, 27 de noviembre, Óscar Puente en la presentación de la muestra que lleva por nombre ‘Ego comes Petrus. Pedro Ansúrez, caballero leal, 1118-2018’, en una auténtica obra de arte que está dedicada a un personaje de una importancia supina para nuestra ciudad.

La muestra se enmarca dentro de las actividades que el Ayuntamiento de Valladolid ha puesto en marcha para conmemorar el IX Centenario de la muerte de Pedro Ansúrez, se puede disfrutar en el Archivo Municipal y está organizada conjuntamente con la Catedral de Valladolid (Archivo Diocesano y Catedralicio), centrándose en el estudio de la figura del conde y de la época en la que vivió con los documentos que se conservan.

27 piezas fascinantes

La exposición cuenta con 27 piezas, fundamentalmente documentos y libros, de los cuales algunos son originales y otros facsímiles a los que hay que añadir los 17 dibujos del vallisoletano Miguel Díez Lasangre, que conforman seis capítulos de quilates para seguir la vida de Ansúrez desde su nacimiento y hasta su muerte, antes de crearse su leyenda.

El estudio de sus orígenes, el importante papel que desempeñó como magnate en la corte de Alfonso VI, como conde de Urgel en nombre de su nieto Armengol VI y analiza también sus últimos años de vida, al servicio de la reina Urraca, finalizando con una mirada sobre la forma en la que la historia y la memoria han tratado al personaje.

Estos documentos recuperados, no sin trabajo, por los historiadores, han permitido reconstruir la vida de un hombre que personifica, como aseguró Óscar Puente en la presentación, esos importantísimos cambios culturales, políticos y religiosos que se produjeron en esos siglos XI y XII.

El fundador de Valladolid

“Más que en el papel del Conde Ansúrez como creador de Valladolid, la exposición se centra en Ansúrez como un hombre de su tiempo y llega a nosotros en forma de leyenda”, apuntó, también en la presentación, Eduardo Pedruelo, director del Archivo de Valladolid.

Sin embargo, hay que ensalzar esa importancia de Ansúrez como el creador y fundador  de Valladolid independientemente de la existencia de la villa previa a su llegada, la capital del Pisuerga pasa de la mano del conde de ser una más de las muchas aldeas en el alfoz de Cabezón, a experimentar un despegue brutal que le hará ser una de las villas principales de Castilla en el siglo XII.

Con el conde Ansúrez aparecen los primeros testimonios escritos sobre la ciudad materializados en ocho documentos con los que cuenta el archivo de la catedral de Valladolid, de una belleza increíble que se pueden ver en la muestra. En ellos están, además de la información más antigua conservada sobre Valladolid, los testimonios materiales que tenemos en nuestra ciudad junto con un fragmento de la torre de la iglesia que mandó construir, que todavía pueden apreciarse en las ruinas de la colegiata.

No hay comentarios