Foucault viaja en el tiempo para explicar la rotación terrestre

El Museo de la Ciencia ha presentado un nuevo cerramiento para el Péndulo instalado en el vestíbulo

FuenteSergio Soto

En pleno siglo XXI vivimos una revolución tecnológica que solo ha sido posible gracias a los descubrimientos de épocas pasadas que ahora ya aceptamos como normales, pero que en su día fueron toda una revelación. Es el caso del Péndulo de Foucault, que le sirvió al científico francés para asombrar a todos y explicar de manera definitiva la rotación de la Tierra.

El propio Foucault -bueno, en realidad una digna representación- ha viajado en el tiempo este viernes, 24 de marzo, para aparecer en el vestíbulo del Museo de la Ciencia y explicar su experimento con motivo del nuevo cerramiento instalado para observarlo con mayor seguridad y nitidez.

museo-de-la-ciencia-pendulo-de-foucault-cerramiento-valladolid-(2)“Están ustedes invitados a ver girar la Tierra”, con esas palabras, la Academia de Ciencias Francesas invitó a los más prestigiosos científicos a la demostración que se llevó a cabo el 3 de febrero de 1851, con el Péndulo como único protagonista.

Una instalación que goza de un espacio privilegiado en el Museo de la Ciencia, su vestíbulo, y que se trata de un cable de acero trenzado de 11 metros del que pende una esfera de hierro cromado de 20 centímetros de radio y con un peso de 80 kilogramos.

Esta instalación se completa con 33 testigos dispuestos de forma circular, alrededor de una Tierra proyectada en el suelo, que caen al ser golpeados por el testigo que lleva la bola en su parte inferior. Con esto se muestra el giro aparente, ya que lo que en realidad se mueve es la Tierra, del plano de oscilación del Péndulo.

Un giro que depende de la latitud en la que nos encontremos. Mientras que en los polos se completaría una vuelta en 24 horas -en sentidos opuestos en uno y otro polo- y en el ecuador no se observaría el giro del plano de balanceo, en Valladolid, ciudad situada a 41º de latitud norte, la vuelta competa la realizaría en 36 horas.

Esta explicación la ha hecho Foucault, ayudado por Inés Rodríguez, directora del Museo de la Ciencia, y ante la atenta mirada de Ana Redondo, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid; Pilar Vicente, edil de Ciudadanos; y el responsable de proyectos de Michelin, Abel López. museo-de-la-ciencia-pendulo-de-foucault-cerramiento-valladolid-(1)

Precisamente Michelin es la encargada de la instalación de un cerramiento cedido por el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología tras ser retirado de la sede de Alcobendas.

Redondo ha señalado que ahora, con esta nueva mampara, el Péndulo de Foucault es más “dinámico y seguro”, además de “adaptarse a los nuevos tiempos”.

No hay comentarios

Dejar respuesta