La biodinámica y el equilibrio perfecto para elaborar los mejores vinos

La bodega Quinta Sardonia, ubicada en Sardón de Duero, celebra su 20 aniversario y reafirma su apuesta pionera por la sostenibilidad medioambiental

FuenteAlexandra González

Son muchos los factores que intervienen en la elaboración de un buen vino pero, en los últimos años, la viticultura biodinámica -lo que hace unos años se veía como un invento de unos cuantos “hippies locos”- hoy está adquiriendo un peso importante como elemento diferenciador. Un equilibrio entre el ecosistema, la biodiversidad biológica y el entorno natural, guiado por los ciclos de la luna para trabajar la viña, dan como resultado el vino más puro y auténtico.

La bodega Quinta Sardonia, ubicada en Sardón de Duero (Valladolid), celebra su 20 aniversario y reafirma su apuesta pionera por la sostenibilidad medioambiental y por este exigente modo de trabajar.


Enfangados en plena vendimia, perciben este 2018 como una añada de vinos muy finos y con buena acidez. Quinta Sardonia, QS2 y Sardón, así se denominan sus tres vinos en el mercado, que califican como elegantes, con equilibrio y aguante. Sus vinos reflejan en cada añada la importancia del suelo, considerado un organismo vivo y elemento dinámico que se refleja en la calidad de la uva. Fieles a su filosofía de preservación del entorno medioambiental, se utiliza como abono compost de elaboración propia, cuidan la salud del terreno para evitar intervenciones en el viñedo y reducir así emisiones de CO2 a la atmósfera.

Sus 20 hectáreas de viñedo logran el equilibrio entre clima, cepa y terruño logrando vinos de marcada singularidad. Suelos de gran riqueza y muy heterogéneos; calcáreos, marga y coluvión, se perciben notablemente en las variedades de Tinto Fino, Cabernet Sauvignon, Syrah, Petit Verdot, Cabernet Fran y Malbec de esta bodega de Sardón. Dinamarca, Suiza, China, EEUU y Austria bien aprecian los caldos de Quinta Sardonia, siendo mercados de referencia en el exterior, donde la bodega envía el 75% de su producción.

De este modo, gracias a la biodinámica, se comprenden mejor los suelos, los viñedos y, recurriendo a productos naturales, se muestra la expresión más pura de la planta en unos vinos únicos.

No hay comentarios