Estos son los riesgos de no configurar bien las cámaras de seguridad del hogar

FuenteEuropa Press
Imagen: Europa Press

Cada vez son más las personas que deciden tener su hogar controlado con los últimos sistemas de seguridad, que en muchos casos pueden gestionarse a distancia con el móvil, pero debido a la vulnerabilidad de este tipo de dispositivos es necesario configurarlos adecuadamente.

En los últimos días han salido a la luz varios casos en los que ‘hackers’ son capaces de acceder a las cámaras de Ring, entrando en los hogares de muchas personas.

El caso más reciente es el de una familia en el estado norteamericano de Tennessee. La madre se percató cuatro días después de adquirir una cámara Ring e instalarla en la habitación de sus hijas, de que un hombre hackeó el dispositivo y comenzó a hablar con una de ellas.

En el vídeo se escucha cómo el hombre le dice a la niña de 8 años que es Papá Noel y le pregunta si quiere ser su «mejor amigo». Además, el ‘hacker’ hizo que sonara música a través de la cámara Ring.

Pocos días después, otra mujer publicó a través de Twitter imágenes de la cámara Ring de una amiga. En el vídeo se escucha a un hombre intentando despertar a la mujer, que estaba dormida, con gritos y aplausos.

La compañía ha asegurado que sus servicios no se han visto comprometidos y ha recalcado que a pesar de que ha investigado los últimos casos, no ha encontrado pruebas de «intrusiones no autorizadas» en su red.

«La confianza del cliente es importante para nosotros y nos tomamos la seguridad de nuestros dispositivos y servicios de forma extremadamente seria», ha señalado Ring en un comunicado.

Ring ha indicado que una de las posibles razones por las que se produzcan estas intromisiones sea porque sus clientes utilicen el mismo nombre de usuario y contraseña para varias cuentas.

Por ello, la compañía ha recomendado a sus usuarios que utilicen contraseñas seguras y que las cambien de forma regular. Además, ha instado a sus clientes a no dar su información de inicio de sesión a otras personas y en caso de que quieran compartir el acceso a su cuenta, que les agregue como «usuario compartido».

Ring también ha sido noticia recientemente, después de que este verano se informara de que Ring acordó colaboraciones con más de 600 departamentos de Policía en Estados Unidos. De esta forma, la Policía puede acceder a las imágenes de las cámaras Ring sin necesidad de una orden judicial.

Amazon, que compró la empresa a principios de 2018 por 1.000 millones de dólares, explicó en una carta que los vídeos de estas cámaras pueden ser solicitados, guardados de forma indefinida y compartidos por la Policía. Además, las autoridades no necesitan ninguna prueba de delito para crear la solicitud.

No hay comentarios

Dejar respuesta